12 mayo 2006

Artículo: Los Sin Nombre

He recurrido al título de una película para reivindicar en el fútbol, en el periodismo, en la música o en cualquier faceta de la vida a un colectivo que, escondido bajo identidad casi anónima, desarrolla una labor en la mayoría de los casos infinitamente superior a los que se llevan el aplauso, la foto, el dinero, las ventas, la chica o la fama en general.
¿Por qué influye tanto el nombre, la presencia en los medios, el boca a boca popular, el caché gratuitamente adjudicado? En el fútbol, Monchi es un buen ejemplo de justamente lo contrario a la hora de buscar talentos, pero la gente se ríe si Floro asegura que Diarra no da el nivel de Javi García. Seamos sinceros con nosotros mismos, ¿cuántos partidos ha visto el 99% de la población de ambos? Entonces, es suficiente con que los periódicos o alguien empiece a hablar de Diarra, y esto es solo un caso que seguramente no sea el más adecuado, para que empiece a crecer la bola de nieve sobre el jugador del Lyon, mientras que miles de canteranos o veteranos están demostrando lo mismo o más día tras día, pero sin la fortuna de entrar en la espiral de la fama.
La gente escucha lo que le ponen en la radio o los bares, lo que le dice su entorno, y no compara, se contenta. En fútbol, pasa igual. Una portada ya hace que Abidail o Chivu sea el nuevo 'crack'. Y lo mismo que se ensalza en exceso, se olvida con rapidez. Los meses previos a su fichaje por el Real Madrid y tras su partido en Cádiz, muchísimos aficionados hablaban de Robinho como el nuevo Pelé. Ahora, muchos de esos, dicen que es un tuercebotas. Antes le habian visto como máximo 20 minutos y en estos instantes podemos aumentar la cifra a ¿120? y exagerando. Yo que le vi más de 10 encuentros completos antes de vestir la elástica madridista y un tercio de los choques que ha disputado con ella, podría tener algo más de argumentos para valorarle y aún así no creo que deba hacerlo.
Qué maduro fue Cesc cuando dijo antes de jugar en el Bernabeu que, a pesar de todas las portadas y de todas las informaciones sobre un posible interés del Real Madrid, era consciente de que en España hasta ese partido le habían visto jugar cuatro, entre los que sabéis me incluyo. Y todos esos periodistas y aficionados que no le habían visto ningún encuentro, sólo alguna jugada esporádica y los comentarios oídos, hablaban maravillas y recomendaban su fichaje tal agente o padre de él fuesen.
¿Por qué unos programas son los más escuchados, unos periodistas los más valorados o unos narradores los más idolatrados? Sin dar nombres, creo que en los medios de comunicación el talento rara vez va unido al número de oyentes, lectores y seguidores o al nombre del profesional.
En fin, que me extiendo demasiado y la idea está ya clara. Desde aquí, un aplauso y un humilde reconocimiento a todos 'Los Sin Nombre' de esta vida.

9 comentarios:

rafita dijo...

me sumo a ese aplauso y le doy otro mas grande

un saludo

Salanova dijo...

Chapó Pablo, las has clavado,impresionante.

Totalmente de acuerdo contigo yo sólo he visto un partido de Diarra no puedo opinar, y ya no se confía en la cantera algo que el gran Monchi si que hace, em uno a tu llamamiento un aplauso a los "sin nombre" de esta vid aporque tienen umucha ás calidad que la gente que tiene nombre uno de ellos eres tú aunque no me lo quieras reconocer,pero admiro(te) a la gente ue le importa más la calidad y el trabajo bien hecho que el nombre, un aplauso a esa gente, un aplauso para tí y a todos los que pasan de una rádio mejor por seguir en su radio(Pablo tu ya sabes para quien va esto).
Saludos Crack!!!

Diego López dijo...

Bueno no tengo nada más que añadir... ya sabes lo que pienso. Subscribo todo lo que has dicho y te doy la enhorabuena por aplaudir a Los Sin Nombre. Es más, los que tienen un gran nombre, sea en la faceta de la vida que sea, lo tienen gracias a otros que bajo el absoluto anonimato son capaces de hacerles el trabajo sucio. Se juegan el 'pellejo', se parten la cara por hacer su trabajo lo mejor posible para tener la satisfacción de haber hecho tu trabajo lo mejor que has podido y todo ¿para qué? para que los con nombre se lleven los aplausos...

El nombre hay que trabajarlo día a día y desde la humildad y el amor a una profesión (futbolista, periodista, médico...). De esa forma, será un gran profesional y una gran persona. Por el contrario, será un profesional de alto standing, pero un desdichado.

Bravo Pablo por escribir este post.

Un abrazo.

zaragocista dijo...

Yo tambien me sumo a ese aplauso. Buenisimo el post Pablo.
Monchi se merece todo, porque trabaja en la sombra, y luego se habla de los jugadores, incluso del entrenador, pero nadie piensa quien es el que trae esos jugadores.

Pablo J. Rivera dijo...

Me sumo al reconomiento general al post, buenísimo. Y me has hecho reflexionar, ya sabes que yo soy pro- Javi García, pero quizás lo soy porque le he visto jugar más que a Diarra.

hoeman dijo...

Javi García puede ser un gran jugador, y sino al tiempo.

refor dijo...

Muy buen post. Hay gente que vale mucho a la que no se valora tanto. Parece que ahora los equipos confían más en gente de la cantera porque ven que a otros equipo le está dando resultado...Hablo de Osasuna, con David López, Raúl García, los gemelos...Monchi tiene mucho mérito. Trae a gente desconocida en el fútbol español y hace negocio. Una gran filosofía de club. Quizás este año no se atreva a desprenderse de Navas o ALves porque si acceden finalmente a la Champions...SALU2!

Anónimo dijo...

Great site lots of usefull infomation here.
»

Anónimo dijo...

Excellent, love it! »