07 abril 2014

“Serbios, “Y”, mala racha y Sabadell”

---Colaboración con www.golaverage.com


La “Y” es más decisiva que los serbios. Hay una creencia extendida entre el sportinguisimo sobre la influencia de los dos serbios en el equipo. Su calidad y sus goles son importantes, obviamente, pero los números ponen en entredicho la teoría de que es esencial juntar a los dos en el once. Sin embargo, las estadísticas sí avalan el carácter vital de la titularidad de la “Y” (Sergio-Cases-Barrera).

-Sporting con Scepovic y Lekic en el once
En los 13 partidos con los dos serbios como titulares, el Sporting ha sumado el 48'7% de los puntos (19 de 39 posibles: con 5 victorias, 4 empates y 4 derrotas). En una Liga completa, este promedio haría sumar 61 puntos, que no daría para el ascenso directo ni posiblemente para playoff.

-Sporting sin los dos serbios juntos en el once
En los 20 encuentros disputados sin alguno de ellos en el once, el Sporting ha logrado el 50% de los puntos (30 de 60: con 7 victorias, 9 empates y 4 derrotas). Este promedio supondría 63 puntos en una temporada completa, es decir, situación casi idéntica a la anterior.

-Sporting con Sergio, Cases y Barrera juntos en el once.
En los 12 partidos en los que estos tres centrocampistas han compartido titularidad, el Sporting ha obtenido el 61% de los puntos (22 de 36 posibles: 6 victorias, 4 empates y 2 derrotas). Este promedio significaría un total de 76 puntos en 42 jornadas, lo cual parece sinónimo de ascenso directo.

-Sporting sin alguno/s de la “Y” en el once
Cuando en el once se rompe la bautizada como “Y”, el Sporting ha sumado el 42% de los puntos (27 de 63: con 6 victorias, 9 empates y 6 derrotas). Este promedio haría un total de 53 puntos en una Liga completa, números muy alejados incluso del playoff.


ACTUALIZACIÓN: Por tanto, el Sporting suma el 48'7% de los puntos (19/39) con los dos serbios como titulares, el 61% (22/36) con la "Y" (Sergio-Cases-Barrera), y el 72% de los puntos (13/18) en los escasos 6 encuentros que compartieron titularidad los cinco jugadores. De este modo, juntar en el once a la “Y” más los dos serbios es la mejor combinación posible, aunque suponga un quebradero de cabeza a la hora de hacer el dibujo táctico con 3 mediocentros y dos delanteros (ha obligado hasta ahora a un 3-5-2 o a desplazar a Scepovic). Y, por otro lado, los serbios sin alguno de la “Y” suman menos puntos (28'5%) que la “Y” sin alguno de los serbios (50%).

-Serbios con la “Y”: 72% de los puntos (13/18 > 4V-1E-1D)
-Serbios sin la “Y”: 28'5% (6/21> 1V-3E-3D)
-”Y” sin los dos serbios: 50% (9/18 > 2V-3E-1D)


La mala racha va más allá del último mes. No hay equipo en Segunda que haya sumado menos puntos (4) ni haya encajado más goles (13) que el Sporting en las últimas 6 jornadas. Además, ha encajado las mismas derrotas en los últimos 6 encuentros que en los primeros 27 compromisos del calendario. El peor bache de la temporada llega en el peor momento posible y, curiosamente, coincide con la peor racha de la primera vuelta. En estas mismas 6 jornadas de la primera vuelta, el Sporting sumó 6 puntos de 18.

Después, el equipo raccionó sumando 16 puntos en las últimas 9 jornadas, una cifra que no sería suficiente en esta segunda vuelta, pero que significó entonces recortarle puntos a casi todos los rivales: 3 al Eibar, 5 a Las Palmas, 10 al Recre y 0 al Deportivo (si todos los equipos repitiesen lo mismo en esta recta final, el Sporting adelantaría al Recreativo y a Las Palmas).

Podemos pensar que el mal momento del Sporting se reduce al último mes, pero el bajón del equipo en resultados va más lejos. En las últimas 15 jornadas, el Sporting ha sumado 18 puntos (un 40%: con 4 victorias, 6 empates y 5 derrotas), unas cifras bastante peores que las ofrecidas en las 18 jornadas anteriores, en las que el conjunto gijonés sumó 31 puntos (un 57'4%: 8 victorias, 7 empates y 3 derrotas).



Sabadell. Por si invitara poco al pesimismo el momento actual del Sporting, su próxima cita es la visita al Sabadell, el mejor local de la categoría, con 33 puntos (10 victorias, 3 empates y 3 derrotas; 27 goles a favor y 16 goles en contra). Lleva 3 triunfos consecutivos en su estadio y no pierde desde el 8 de febrero ante el Alavés. Las otras dos derrotas del Sabadell en su campo se produjeron ante el Deportivo y el Alcorcón. Los tres son equipos rocosos, con un estilo diferente al del Sporting.

04 abril 2014

Números y sensaciones para la recta final de la temporada

 ----Colaboración con www.golaverage.com


Números o sensaciones. Si un sportinguista mira la tabla de clasificación, es imposible ser más optimista que hace tres, cuatro o cinco jornadas. Si a falta de 15 encuentros el Sporting necesitaba sumar 27 puntos (9 victorias), a falta de 10 partidos el Sporting necesita ahora a priori al menos 21 puntos (7 triunfos), aunque lo ideal serían 23. La situación es peor en lo numérico, quedando menos camino y mucho menos margen de error. Además, el fallo de los rivales ya no depende del equipo gijonés, al haberse medido a todos los implicados, y por si no fuera suficiente problema la brecha con ellos, dos de los tres primeros le tienen ganado el golaverage.

Por calendario, plantillas y trayectorias, creo que el Sporting tendrá más difícil cazar a Las Palmas (que llega lanzado a la recta final y es mi candidato a ser campeón), a pesar de estar a 3 puntos (con el golaverage), que recortarle 5 al Depor y 7 al Eibar (incluyendo el golaverage). Por lesiones o poca amplitud de plantilla, los dos primeros deberían ir acusando la larga temporada. De hecho, ya están bajando el nivel de puntuación (5 y 6 puntos de los últimos 12). El problema es que el Sporting ha logrado aún menos: 4 de los últimos 12.


Pero en el fútbol las sensaciones y los estados anímicos son decisivos para dictar las trayectorias. Así, el Sporting que se vio ante Las Palmas me ofrece más garantías de lograr el objetivo que el Sporting que ganó al Girona, el que empató con el Numancia o el que perdió con el Eibar y el Jaén. El Sporting que perdió en Las Palmas, con un acierto medio y sin perjuicios arbitrales, es capaz de ganar 7-8 partidos en lo que queda de campeonato. El Sporting de las jornadas precedentes no lo veía capaz de sumar ni la mitad de los puntos en juego quedando más recorrido y margen de error.


Dos tramos. El Sporting aún no ha tenido lo que han disfrutado todos los equipos de la zona alta: una racha triunfal, en la que encadene 4-5 victorias consecutivas. No hay mejor momento que este. Si uno habla de lograr 21-23 puntos de 30, parece un reto muy difícil. Por eso, el equipo debe marcarse pequeños retos, dividirse en bloques los compromisos restantes. De este modo, no suena tan complicado sumar 9-10 puntos en las próximas 4 jornadas, al disputarse 3 en El Molinón, ni obtener 11-14 de los últimos 18 puntos de la temporada, si el equipo llega reforzado anímicamente del mes de abril. El objetivo debe ser llegar a las dos últimas jornadas con opciones de ascenso directo y, al menos, asegurarse la tercera plaza, que le deje en una situación más favorable de cara a los playoff.


Minimizar riesgos. Si el equipo quiere aspirar a todo esto, al margen de que se rebajen los perjuicios por factores incontrolables (suerte y arbitrajes), debe mentalizarse para ser más sólido. Encajar menos goles, conceder menos ocasiones, saber manejar una ventaja y controlar los partidos (especialmente los inicios y los finales), lo cual no es sinónimo de tener más posesión. En definitiva, competir: explotar sus virtudes y esconder al máximo sus debilidades. Si defiende mal, tendrá que alejar la pelota el mayor tiempo posible de la portería propia, a través de la posesión u obligando al rival a que sus combinaciones se produzcan en su campo; si el equipo acumula muchas pérdidas de balón y éstas penalizan mucho, tendrá que reducirlas o desplazar el mayor número de las mismas a zonas alejadas del área propia; si los árbitros castigan en exceso al equipo con faltas y tarjetas, tendrá que cometer menos y cometerlas con mayor inteligencia... y, sobre todo, los jugadores deben creer sin la más mínima duda en las opciones de este Sporting: la mentalidad va más allá de ir partido a partido, cada futbolista debe saltar al césped pensando que en cada balón, en cada acción, está en juego un ascenso que cambiará su situación personal, la de un club y la de una afición.

8 años del Villarreal 1 - Inter 0 y la gran actuación de Riquelme

El 4 de abril de 2006, el Villarreal, al son de Riquelme, se impuso por 1-0 al Inter y se clasificó para las semifinales de la Liga de Campeones

03 abril 2014

Video: el centro de exterior de Quaresma en el Oporto-Sevilla

VIDEO: Trailer del documental "Next Goal Wins"

"Negt Goal Wins" es un documental británico sobre la selección nacional de la Samoa Americana, que dejó de ser el peor equipo de fútbol del mundo durante la fase de clasificación para el Mundial de Brasil.

Descubre los entresijos de un grupo donde perder se convirtió en una manera de vida. Aquí puedes ver el trailer de este interesante documental.


02 abril 2014

Captura: la presión del Atlético de Madrid

Uno de los secretos del Atlético de Madrid en el partido contra el Barcelona de Liga de Campeones fue la presión, asfixiante por momentos, sobre la salida de balón del equipo azulgrana, especialmente para poner en aprietos al guardameta Pinto. Esta doble captura, que corresponde a la jugada que desemboca en la primera ocasión de Villa en los instantes iniciales del encuentro, así lo demuestra.


01 abril 2014

Brendan Rodgers o el espíritu de Guardiola en Anfield (03/06/2013)

Brendan Rodgers es uno de los entrenadores de moda. El ex del Swansea ha colocado al Liverpool en lo más alto de la tabla de la Premier League. Su proyecto requería tiempo y el paso de los meses ha dado la razón a los aficionados y dirigentes reds que tuvieron paciencia. En Junio de 2012, tras su fichaje por el Liverpool, publiqué el siguiente artículo en el Perarnau Magazine.



"Brendan Rodgers o el espíritu de Guardiola en Anfield"


Brendan Rodgers convirtió una circunstancia adversa (la lesión que le obligó a colgar las botas a sus 20 años) en una gran oportunidad para formarse como técnico. Desde sus inicios en los banquillos en las categorías inferiores del Reading tuvo claro su punto de partida: “Mi idea del fútbol está basada desde que era un entrenador joven en el modelo del Barcelona”. Así, textualmente, inició el norirlandés una charla reposada que mantuvimos el pasado mes de enero en su ordenado y pequeño despacho de las modestas instalaciones de entrenamiento del Swansea. Su devoción hacia la entidad culé le llevó durante una época a realizar cuatro visitas anuales a La Masia, sobre todo en la etapa de Frank Rijkaard, representante de la otra escuela que sustenta su filosofía futbolística: la holandesa.

Antes de dirigir a Swansea, Reading y Watford, completó su preparación como integrante del staff técnico de Mourinho en el Chelsea. “Aprendí de José muchas cosas sobre fútbol, mentalidad y psicología, pero tengo mi propia identidad. Me gusta ganar, aunque me gusta ganar bien, con un estilo”. Ese matiz explica su gran respeto por Pep Guardiola, al que califica como un entrenador fenomenal, pero recalcando que también cogió mucho de su amigo y ex jefe portugués.



NO SÓLO UN ENTRENADOR

En el Swansea, Rodgers ha cumplido el sueño de ser un manager de Premier, aunque haya sido en algunos aspectos con unas limitaciones impensables en un club de ese nivel. En los últimos dos años ha tenido que multiplicarse. Por ejemplo, entre sus numerosas funciones comomanager, planificaba con un mes de antelación los viajes del primer equipo. Además, se ha visto obligado a tirar de contactos para reforzar al equipo y realizar las tareas de scouting, donde apenas contaba con colaboradores. Pero no consideraba prioritario que la entidad galesa tuviera que crecer en este ámbito: “A veces, más es menos”. Estos detalles, a priori irrelevantes, ayudan a contextualizar su fichaje, arrojando luz a los motivos, aparte de los evidentes, que podrían haber empujado a Brendan a dar el sí a los dueños del Liverpool y posiblemente aceptar determinadas condiciones. El tiempo demostrará si en Anfield, como parece, no tendrá que dedicar tanta energía a tareas ajenas a las de un entrenador al uso. Incluso hasta puede venirle bien en un ambiente de tanta presión y exigencia como el que se va a encontrar.

Si le pides al norirlandés que defina brevemente su prototipo de equipo, te dirá tres conceptos: ofensivo, creativo y con disciplina táctica. En él, todo arranca de la premisa de controlar los partidos a partir de la posesión, sacando el balón jugado desde atrás, con paciencia y ensanchando el campo para utilizar la velocidad en las bandas, con el objetivo de llegar con bastante gente al área contraria. Sin olvidar que a sus jugadores les exige un ritmo elevado, tanto en la faceta ofensiva como en la defensiva, en la cual considera primordial la agresividad y la presión alta, con un trabajo colectivo encaminado a recuperar cuanto antes la iniciativa. Porque está plenamente convencido de que la mejor defensa posible es tener el balón.

Sus entrenamientos, sesiones no muy largas pero sí intensas, se centran en ejercicios de posesión y posición, muchos en espacios reducidos, con la pretensión de incidir directamente en las señas de identidad que quiere para su equipo en los partidos. Aunque su foco de preocupación ilumina a sus propios jugadores, también analiza con detalle a los rivales, destinando el día anterior y las horas previas a cada encuentro para las sesiones de video y charlas técnicas.
Rodgers posee personalidad y carisma para liderar un vestuario, donde no renuncia a un trato relativamente cercano con los futbolistas, a los que respalda en público de manera firme, individual o colectiva, cuando la situación lo requiere. En el Swansea consiguió que el grupo, solidario dentro y fuera del campo, estuviera siempre por delante de cualquier nombre. Sin embargo, tal vez con un mayor número de egos en su plantilla encuentre más problemas si repite su práctica de utilizar un bloque reducido de habituales en las alineaciones. Asimismo, cabe destacar en esta línea que no siempre agota las sustituciones, apurando en bastantes ocasiones la entrada de jugadores de refresco.
El nuevo manager red’ es un profesional idóneo para darle un proyecto a medio-largo plazo con confianza plena por parte de los dirigentes para buscar el qué pero de la mano del cómo. Una de las incógnitas por despejar es si los dueños y el entorno de su nuevo club van a tener paciencia en caso de que los inicios no respondan a la enorme exigencia que requiere la historia del Liverpool. Otra, comprobar si el norirlandés amoldará en mayor o menor medida su sistema y filosofía de juego a la plantilla que tenga o si, como apunta la lógica, tratará de instaurar su sello, seguramente de un modo paulatino y siendo consciente de que no puede construir un equipo a imagen y semejanza del Swansea que ha modelado. Sea como sea, son nuevos alicientes para seguir de cerca al nuevo Liverpool de Brendan Rodgers y la Premier League 2012-13.



-Artículo publicado el 03/06/2012 en Magazine Perarnau

27 marzo 2014

Video: el gesto técnico de Rakitic en el Sevilla 2 - Real Madrid 1


Maravilla de Rakitic en la jugada del segundo gol del Sevilla en el triunfo (2-1) ante el Real Madrid. En este vídeo, puedes ver la jugada completa a partir del 3'20".





24 marzo 2014

Captura: así llegó el gol del Girona

En estas capturas del inicio de la jugada del 1-1 del Girona ayer en El Molinón, se observan tres fallos, uno por cada uno de los últimos tres jugadores del Sporting:

-uno sale de su zona y a destiempo (rectángulo negro)
-otro cubre al defensor por delante (círculo rojo)
-y el tercero no está en línea recta con sus compañeros, sino que se queda atrás (línea amarilla) rompiendo el fuera de juego del jugador rival autor del gol