31 marzo 2015

El Sporting y los baches

  -Colaboración con Golaverage.com



* Dijo Abelardo antes de viajar a Pamplona que el Sporting era el único equipo de Segunda que aún no había pasado un bache, aunque estaba seguro de que lo tendría que pasar. En gran parte, tiene razón. No se puede hablar de bache en un equipo que esta temporada solo ha empezado con la misma puntuación que la jornada anterior en dos ocasiones y que no ha perdido dos partidos seguidos. Dicho esto, hay que matizar que el conjunto gijonés sí está atravesando su peor momento, de juego y resultados, del curso 2014-15.
En las últimas cinco jornadas, el Sporting ha sumado 6 puntos de 15 posibles, con apenas 3 goles a favor -aquí está el principal causante de esta trayectoria reciente- y 5 en contra. Ha sumado, por tanto, el 40% de los puntos en el último mes de competición (desde el 28 de febrero al 29 de marzo). Es su peor momento de la campaña, igualado con el tramo entra las jornadas 17 y 21, cuando también sumó 1 victoria, 3 empates y 1 derrota, pero con mejores cifras en goles a favor (7) y peores en contra (7). Después de aquella pequeña mala racha, tras encajar la primera derrota de la temporada ante el Betis, el equipo se sobrepuso de manera espectacular, con tres victorias consecutivas. Así, si no gana al Barcelona B, el Sporting convertirá el actual en su tramo más negativo en porcentaje de puntuación.

Como decía al principio, y salvo que se prolongue, no se puede considerar esto un bache por varias razones: el calendario reciente en el que se ha producido ese empeoramiento de resultados (nivel de los rivales y tres encuentros de los cinco fuera de casa), las lesiones que ha sufrido estas últimas semanas, el lógico bajón físico que siempre atraviesa un equipo en algún tramo de cada temporada, las limitaciones de la plantilla (por escasez de determinados perfiles y puestos, así como por la juventud e inexperiencia) y la comparativa con el resto de clubes implicados en la lucha por el ascenso directo. Este último punto le da la razón a Abelardo: los baches de los demás han sido peores.

-Peores tramos del Sporting: 40% de los puntos en J.17-21 y J.27-31. Nunca 2 derrotas consecutivas.
-Betis: 33% de los puntos en J.7-11 y 46'6% en J.23-27. Una vez ha encajado 2 derrotas consecutivas.
-Las Palmas: 40% en J.6-10 y 20% en J.26-30. Dos veces ha encajado 2 derrotas consecutivas.
-Girona: 33'3% en J.15-20 y en J.25-30. Dos veces ha encajado 2 derrotas consecutivas.
-Valladolid: 27'7% en J.12-17 y 25% en J.28-31. Dos veces ha encajado 2 derrotas consecutivas.



* Esta comparativa anterior y, pese al mal tramo reciente, la comparativa de la segunda vuelta (bajo estas líneas) debe transmitir al vestuario del Sporting y a su entorno un mensaje positivo. Ninguno de sus rivales directos ha sumado más puntos y solo el Betis tiene una diferencia de goles mejor.

-Betis: 19 puntos; 15GF-6GC (+9); 6 puertas a cero.
-Sporting: 19 puntos; 14GF-7GC (+7); 5 puertas a cero. 
-Girona: 18 puntos; 11GF-8GC (+3); 6 puertas a cero.
-Valladolid: 16 puntos; 17GF-11GC (+6); 4 puertas a cero.
-Las Palmas: 13 puntos; 12GF-14GC (-2); 3 puertas a cero.


Además, la clasificación actual sitúa más lejos (3 puntos) al rival con el que el Sporting tiene perdido el goal-average (Valladolid) y a un solo punto a los dos (Las Palmas y Girona) a los que puede ganarle el goal-average al final de temporada. De esta manera, al Sporting le bastaría sumar 2 puntos menos que el Valladolid en estas jornadas y lo mismo o incluso un punto menos que lo que consigan Las Palmas y Girona.



* Los últimos resultados de los cinco implicados ha bajado el promedio de puntuación, con lo que la segunda plaza de ascenso directo se sitúa ahora en 77-78 puntos, frente a los 79-81 que marcaban los promedios hace unas semanas. Si no se encarece en la recta final, para que el Sporting alcance esos 77 puntos necesarios, debe lograr 5 victorias y 5 empates con margen de una derrota o 6 victorias y 2-3 empates con margen de 2-3 derrotas.



Pd. Todo lo dicho debe tenerse en cuenta sin olvidar que el verdadero objetivo del equipo ya se ha cumplido y que ahora, como decía Xoel López en una canción de su grupo Deluxe, la situación deportiva del Sporting es "un sueño que sueña con ser mejor".

23 marzo 2015

Captura: gol de Guerrero en el Sporting-Recreativo

Gol bonito y complicado del Sporting. Con apenas dos toques (asistencia de primeras de Jony y remate también de primeras de Guerrero), generó un gol prácticamente desde la nada.


(pinchar en la imagen para verla a mayor tamaño)

18 marzo 2015

Video: Lionel Messi vs Manchester City





Video con todas las intervenciones de Leo Messi en el partido Barcelona-Manchester City de la Liga de Campeones

09 marzo 2015

Calculadora y calendario del "Sísifo sportinguista"

--Colaboración con Golaverage


*Calendario, a priori, favorable en El Molinón y complicado a domicilio. Los once mejores equipos visitantes de la Segunda División ya han jugado en El Molinón. De este modo, los siete clubes que quedan por viajar a Gijón están en la mitad baja de la clasificación si solo se tienen en cuenta los puntos a domicilio, incluídos los tres peores en este apartado. En concreto son el Racing (12º mejor visitante), Mallorca (13º), Alavés (14º), Barça B (15º), Recreativo (20º), Tenerife (21º) y Sabadell (22º).

Más duro es el calendario que le queda al Sporting lejos de Gijón. Tendrá que visitar al Betis, el mejor local de la categoría en este momento, y también al Zaragoza y al Leganés (5º y 7º en el ranking de puntuación de los equipos en sus estadios). El resto de compromisos fuera de El Molinón serán ante el Lugo (8º mejor local), Llagostera (12º), Alcorcón (13º) y Osasuna (16º).

-Además, en este último tercio de Liga, habrá cinco duelos directos entre los cinco primeros clasificados (Las Palmas-Betis, Las Palmas-Girona, Las Palmas-Valladolid, Girona-Valladolid y Betis-Sporting) y otros seis partidos de esos equipos contra el sexto y séptimo clasificado (Ponferradina-Valladolid, Valladolid-Zaragoza, Las Palmas-Ponferradina, Zaragoza-Las Palmas, Betis-Zaragoza y Girona-Zaragoza). El Sporting solo está implicado en uno de estos once encuentros.

-Y otro factor a tener en cuenta en relación al calendario es que a Betis y Sporting le quedan 7 partidos en casa y otros 7 fuera, mientras que a Las Palmas, Valladolid y Girona le quedan 8 en casa y 6 fuera (ventaja para los dos primeros, al ser de los mejores locales; no tanto para el Girona, que baja enteros en su estadio: es el mejor visitante, pero es el 11º mejor local de Segunda).


*El ascenso directo exigirá rondar los 80 puntos. El promedio actual de puntuación sitúa en estos momentos en 79-80 puntos el ascenso directo y en 63 la sexta plaza que cierra los puestos de playoff. Teniendo en cuenta que el Sporting tiene perdido o difícil el goal-average con todos los implicados salvo el Girona, se vería obligado a alcanzar los 80-81 puntos para acabar entre los dos primeros. Sería sumar 28-29 puntos en el tercio de Liga que resta. El reto es posible -vistas las peculiaridades del calendario- pero muy difícil. Por ejemplo, en el mismo tramo de la primera vuelta, sumó 25 puntos (29 logró las Palmas, 27 el Betis y 24 el Girona y el Valladolid); si se repiten esas puntuaciones, subirían Las Palmas y Betis, mientras que el conjunto gijonés finalizaría la temporada tercero. Para conseguir esos 28-29 puntos, el Sporting tendría que sumar, por ejemplo, 19 puntos en casa (6 victorias y 1 empate) y 9-10 fuera (2 victorias, 3-4 empates y 2-1 derrotas).


-El 'Sísifo sportinguista'. El Sporting es el líder de la segunda vuelta, empatado a 14 puntos con Lugo y Llagostera, y aventajando en 1 punto a Betis, Valladolid y Girona y en 4 a Las Palmas. Y esto lo está consiguiendo pese a todos los obstáculos que se le ponen en el camino. Porque como en el mito de Sísifo, condenado a que la piedra que empujaba hasta la cima de una montaña rodara hacia abajo antes de llegar a la meta, al Sporting y a Abelardo las circunstancias tratan de impedirles que llegue a la cúspide: la ausencia de refuerzos en verano y en invierno, una plantilla inexperta y escasa en ciertos puestos, las decisiones arbitrales (con un año exacto sin un penalti a favor como ejemplo más ilustrativo), las lesiones (Guerrero, Alex Menéndez, Cuéllar y la coincidencia de tres mediocentros en la enfermería), los impagos y retrasos en el club, los fichajes invernales del resto de equipos... Pero si hay alguien capaz de revertir el mito de Sísifo, ese es este Sporting, el de Abelardo y los 'Guajes'.

03 marzo 2015

Comparativa primera-segunda vuelta en la Liga Adelante














                                                                    (Pincha en las tablas para verlas a mayor tamaño)


Valladolid, Sporting y Girona son los equipos que mejor segunda vuelta están haciendo. El conjunto pucelano iguala los 13 puntos que logró en estos mismos partidos en la primera vuelta, el Sporting mejora sus números en 1 punto y el Girona en 2. Los otros dos equipos que luchan por el ascenso directo, Betis y Las Palmas, en cambio, han cosechado peores resultados: el equipo verdiblanco suma 2 puntos menos y el canario 4 puntos menos que a estas alturas de la primera vuelta. 

09 febrero 2015

Captura: los movimientos de Carlos Castro en el Sporting-Albacete

Carlos Castro tiene algo diferente. Un don para saber estar en el lugar y el momento oportuno, una facilidad para moverse sin balón con inteligencia, para tener el instinto de acertar con sus desmarques.

Ante el Albacete lo volvió a demostrar en el gol del empate. Llevaba dos minutos en el césped cuando Jony recibió un balón en la banda izquierda. Entonces, a Castro le bastó el segundo que su defensor perdió de vista el balón para ganarle la partida en un desmarque rápido. Puede comprobarse a partir del 3'18" en este resumen o en las siguientes capturas.



(pincha en las imágenes para verlas a mayor tamaño)


Una lástima que los diversos resúmenes del partido no incluyan una acción suya posterior, en la que realiza una maniobra dentro del área brillante.

05 febrero 2015

Artículo: Del terremoto a la bomba atómica

-Colaboración con Golaverage.com

Catastrofismo (económico-deportivo) y negación son términos que ilustran las dos últimas décadas del Sporting. Y no hay mejor resumen que dos frases pronunciadas, precisamente con 20 años de diferencia, por los dos máximos responsables de esta situación
-José Fernández, máximo accionista (Noviembre de 1994): "Solo un terremoto nos bajaría a Segunda".
-Alfredo García Amado, Director General (Septiembre de 2014): "Si no conseguimos un aplazamiento con Hacienda, si el TEAC no nos da la razón, si tampoco conseguimos un aval ni financiación externa y además cae aquí una bomba atómica, el Sporting podría estar en riesgo de descenso administrativo".


El terremoto se produjo en Gijón en 1998 y de la manera más sonrojante posible: un descenso a Segunda con únicamente 2 victorias y 13 puntos en una temporada completa.


Actualmente, se asiste a la antesala de que la bomba atómica impacte de forma simultánea en Mareo y en El Molinón. Y esta vez, al contrario que en la primera negación, el armagedón se vislumbra apenas unos meses después de que la segunda frase fuera pronunciada.

Ante este panorama cabe argumentar dos hipótesis:
1) La gestión en estos 20 años ha sido nefasta (no es un detalle menor el hecho de que en el ecuador de este período un juez defendiese esta tesis).
2) El azar y todos los elementos están en contra del Sporting, pese a que "Fernández puso les perres" y Amado los contactos (pensar que esto ha podido ocurrir durante dos largas décadas es ponerse en la piel del conductor que culpa a los demás mientras circula en dirección contraria por la autopista).


Sea por incapacidad propia, sea por capacidad de atracción de las desgracias, se convierte en una utopía encontrar argumentos que sostengan la continuidad de los actuales dirigentes, más allá de lazos familiares y de amistad o de intereses particulares. Que hubiera otros sería una alegría para el sportinguismo: sería un síntoma de que al club le irían las cosas bien. No olvidemos que por encima de los nombres, que vienen y van, está la entidad y los sentimientos que el Sporting despierta en tanta gente.

Pero aún hay algo peor que una mala gestión. Que los responsables de la misma actúen con poca o nula transparencia y con mentiras o medias verdades (en este sentido el famoso vídeo de cámara oculta no contribuye a la credibilidad de quienes allí aparecen y ensucian un escudo que no hace tanto se paseó por Europa y peleó por títulos). Porque las preguntas sin respuesta en torno a la gestión del Sporting son innumerables. Vamos con una pequeña muestra reciente. ¿Cómo es posible que el Director General asegure en septiembre que la deuda es de 32 millones de euros y en Navidades las informaciones apunten que se aproxima a los 40? ¿Cómo es posible que desde el ascenso en 2008 haya crecido la deuda con tantos ingresos -por traspasos y por derechos de televisión fundamentalmente- de por medio? ¿Cómo es posible que hasta el entrenador se entere tarde de la sanción que impedía al club realizar fichajes, mientras el presidente jugaba con la ilusión de los aficionados prometiendo el regreso de Lekic? ¿Cómo es posible que....? Rellenen hasta el aburrimiento.

El panorama es desolador. Hasta el punto de que un equipo repleto de canteranos que están obrando un milagro estén sin cobrar. Cuesta entender en este contexto que una afición tan fiel, exigente y numerosa haya tardado tanto en reaccionar; es incomprensible que a día de hoy la grada, las leyendas del club y los estandartes de los círculos político-económico-social de la ciudad no hayan formado aún un bloque común que exija un cambio radical en la gestión de su Sporting, con lo que supone para Gijón. Duele más al comprobar que esto ha sido más o menos así en situaciones similares (Santander, Zaragoza, Swansea...).

La historia del Swansea tal vez sea la más admirable. A comienzos de siglo sus aficionados se movilizaron en diversas ocasiones en el viejo estadio y en las calles de la ciudad, hicieron colectas y crearon el 'Swans Trust', una asociación que luego formaría parte del consorcio local que acabó haciéndose con la entidad. Ese consorcio se completaba con empresarios de la zona que sentían el Swansea e ilustres veteranos. Uno de ellos, Mel Nurse, encabezó la lucha judicial para conseguir la salida del presidente Tony Petty. Otro, el conocido John Toshack, mandó una carta de apoyo firmada de su puño y letra desde San Sebastián. Actualmente el 'Swans Trust' posee el 20% del accionariado, tiene un representante en el consejo directivo y sigue encabezando iniciativas en beneficio del club. En lo deportivo, el conjunto galés ascendió tres categorías desde entonces, fue campeón de la Copa de la Liga en 2013 y ha participado en la Europa League; en lo económico, se sitúa en el top 30 de los clubes europeos.

Volviendo al Sporting, el sentido común se suicida cuando observa que la familia Fernández sigue confiando en el mismo gestor y, además, no vende sus acciones a un precio simbólico a cambio de que alguien se haga cargo de esa inmensa deuda de la que es responsable. Igualmente, la coherencia se fustiga cuando contempla cómo sigue en el cargo el presidente que dijo aquello de "deuda cero en tres años" o "si la marea te lleva, te llevó". Y del mismo modo, la lógica trata de comprender por qué el director general responsable de la nefasta gestión no tira de responsabilidad y sportinguismo para coger la puerta de salida perdonando cualquier posible finiquito que pueda existir, una fórmula -la de perdonar cantidades- nada desconocida en el club.

Ha habido aciertos, aunque pocos, en esta dos últimas décadas. Y es justo reconocérselos también. Algo que no es posible hacer, en cambio, con las dos notas positivas de esta temporada: la apuesta por Abelardo debe atribuirse principalmente a Eraña y Losada y la apuesta por la cantera hay que agradecérsela a partes iguales al entrenador y a la sanción impuesta por la Liga.


Tras su salida del consejo, nadie mejor que Eraña puede trasladar al resto de veteranos la gravedad de la situación actual. Y nadie hay más idóneo que Joaquín Alonso, el jugador que más veces se puso el escudo sportinguista al pecho, para encabezar un nutrido grupo que alce la voz y, en la manifestación del domingo o con la fórmula que elijan, pida un cambio. Aunque el tiempo es oro, se admiten propuestas. Y si prefieren un Sporting abocado a la desaparición o, en el mejor de los casos, a una existencia agonizante en un bucle mediocre infinito, que lo digan sin rodeos. Ha llegado el momento de posicionarse con firmeza. No cabe otra. En juego está el Real Sporting de Gijón.