02 marzo 2006

ARTÍCULO: Cesc, un niño grande

Me molesta bastante que todos se suban ahora al carro de Cesc. No que hablen maravillas de sus dos últimos encuentros, no me malinterpretéis, sino que en las últimas horas cada vez son más los que afirman, sin haberle visto más de 180 minutos con las botas puestas, que tiene que llevar el timón en el Mundial, que debe ser el próximo galáctico y que es un jugadorazo. Suscribo las tres afirmaciones, pero no necesité verle en el Bernabéu, ni asombrarme ayer. Sus dos últimos choques en nuestro país, eso sí, ayudaron a confirmar lo que esperaba de él, tal vez no tan pronto, y eso que tengo una confianza ciega, concretamente desde sus primeros minutos en Finlandia, cuando deslumbró en el Campeonato del Mundo sub-17 con un año menos del que marca el límite de esa categoría.

(Mundial sub-17, 2003: foto El Mundo)


Marcó dos goles a Argentina, el decisivo en el minuto 118 en la prórroga, que supuso el pase de España a la final, en la cual fue derrotada por Brasil. Recibió el Balón de Oro, que se otorga al mejor jugador, y la Bota de Oro al máximor goleador. Entonces, decidí seguir de cerca al catalán y también a Silva (hoy cedido por el Valencia al Celta), un canario de Arguineguín, el pueblo de Valerón, que se llevó el Balón de Bronce del torneo.

Desde aquella cita en Finlandia, cuando tuve la oportunidad de entrevistar a ambos por primera vez, he disfrutado de más de una treintena de partidos de cada uno. La proyección de Silva está necesitando un ritmo más lento; la de Cesc es más explosiva. Le ha cogido el gusto a ir rompiendo récords, desde que en octubre de 2003 se convirtiera en el futbolista más joven en la historia del Arsenal en debutar en un encuentro oficial (con 16 años y 177 días en la Copa de la Liga ante Rotherham). Y fui testigo, con conversaciones al margen de las entrevistas, de cada una de sus gestas.

Así, repitió en la Premier, dejando el récord de su estreno en la Liga Inglesa, para el que se atreva a mejorarlo con los ‘Gunners’, en 17 años y 103 días. Fue ante el Everton el 15 de agosto de 2004. Y en competiciones europeas, a sus 17 años y 169 días, saltó al césped con el 15 rojo, el 20 de octubre de 2004, frente al Panathinaikos en la Liga de Campeones.


Y más mérito tienen sus récords, ya grabados en la historia del Arsenal, de precocidad goleadora siendo centrocampista. Marcó el tanto más joven en cualquier competición en la historia del club londinense, con 16 años y 212 días, ante el Wolves en la Copa de la Liga el 2 de Diciembre de 2003. En la Premier, anotó con 17 años y 113 días, el 25 de agosto de 2004, contra el Blackburn Rovers (ya le dije personalmente que coincidió que fue el primer partido que grabé del Arsenal y conservo la cinta). Y en Europa ha dejado el listón del club de Highbury en 17 años y 217 días, tras hacer diana ante el Rosenborg el 7 de diciembre de 2004 en la Liga de Campeones.

Lo mejor que se puede decir de su actuación anoche, ante Costa de Marfil, en su estreno con la Selección española es que fue Cesc. Aquí no batió el mejor registro. Pero son otros tiempos. Angel Zubieta debutó con la absoluta en abril de 1936, contra Checoslovaquia, con 17 años y 9 meses. El centrocampista del Arsenal lució ayer el 8 de la ‘Furia’ con 18 años y 10 meses.

Con todo esto, lo que me gustaría destacar es que Francesc Fábregas no es fruto de dos partidos. Sólo él sabe lo que ha pasado en sus primeros meses en Londres con apenas 16 años. Su valentía dentro y fuera del campo le han llevado a esta situación. Qué sigan los elogios. Soy partidario de las alabanzas merecidas y con conocimiento de causa, no de los 'grouppies' que se abrazan a la última moda para abandonarla cuando se avecina que llega la siguiente.
No obstante, al igual que me ocurre con la música, no me gusta que lo bueno sea un coto privado para unos pocos. Puede ahora parecer que me subo yo también al carro del oportunismo, del éxito; y ni debo ni puedo demostrar que ya lo dije en 2003, pero Cesc será la referencia del fútbol español.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Si alguien descubriera informadores así, otro gallo cantaría..

Vicente S. dijo...

Honradamente, no recuerdo aquel mundial sub-17. Pero lo que sí que se es que Cesc lleva dos temporadas excelentes en Highbury, demostrando, como dice Pablo, que será una de las referencias del fútbol español. A mi también me molestan los que se suben ahora al carro porque algunos llevamos ya un tiempo viéndolo en Inglaterra. Lástima no haber creado este blog hace un tiempo.

Pablo G. dijo...

No importa no haber creado el blog, es ley de vida. Lo que yo viví con Cesc, Robinho, Villa, Rafa Nadal (en tenis), etc.... seguirá pasando con otros: Silva, Agüero, Raúl García (ya está pasando).....

Pablo G. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
elperdidodelanoche dijo...

Una pregunta ya que te veo informado. Su record de juventud podría romperlo el recién fichado Theo Walcott?
Yo también me acuerdo de haber visto aquel mundial pero no lo recuerdo tan bien como tú.
Yo soy de los que se sube al carro ahora y espero que dé muchas alegrias al futbol español y algun dia venga al Barça a suplir a Deco y formar centro del campo con Xavi.

Saludos a todos.

Anónimo dijo...

quéééé saaabe, madre¡

Anónimo dijo...

Cesc será la referencia del fútbol español y tú deberías ser ya la del periodismo deportivo. Que tomen nota las figuritas de lo debates vomitivos que saturan la programación.

Pablo G. dijo...

@elperdidodelanoche

Theo Walcott cumple 17 años el 16 de marzo, dentro de nada.. Calcula con los datos de Cesc cuando debería jugar o marcar para batirlos...

Wenger ha dicho que no está impaciente por hacerle debutar.. y hace un mes (8 de febrero aprox) jugó contra el Portsmouth con el equipo reserva del Arsenal y marcó..

Habrá que seguirle

Andrea dijo...

pues yo pienso k cesc deberia estar aki en españa,xo weno alli en el arsenal esta triunfando y ahora es cuando lo kieren ekipos españoles como x ejemplo el madrid,a esos no les gusta los nombres desconocidos...