05 abril 2006

Desde fuera del área (III)

Aquí está la tercera entrega de 'Desde fuera del área', el rincón para las colaboraciones ajenas al editor de este blog. Si eres periodista o no y quieres escribir un artículo o cualquier otra cosa, envíalo a lacoladevaca@yahoo.es y estaré encantado de subirlo. En esta ocasión, Diego López, el editor del blog 'El ojo crítico/informativo' escribe un artículo sobre los hechos acontencidos en un partido de Tercera División entre el Motril y el Granada Atlético.

Una forma sana de reivindicarse

En la actualidad, los estadios de fútbol se han convertido en el lugar preferido para que las personas reivindiquen un sinfín de malestares. No importa si es un campo de Primera o Tercera División, ya que en todos hay cámaras de vídeo que graban lo ocurrido para la posterior reproducción en los medios de comunicación. Este artículo viene a colación de lo acaecido este pasado fin de semana.

Hay distintas formas de reivindicarse en nuestra sociedad y más concretamente en los campos de fútbol. El domingo se disputó la trigésima primera jornada de liga en el Grupo IX de 3ª División. Yo me encontraba en la costa granadina retransmitiendo para la radio el encuentro entre el Motril CF y el Granada Atlético. El envite era muy atractivo por que se enfrentaban segundo contra tercero, ambos equipos empatados a 62 puntos. El ambiente que había antes, durante y después del derbi provincial era impresionante.

Numerosos políticos y empresarios de la provincia acudieron al palco del estadio ‘Escribano Castilla’. Era el día idóneo para que los disconformes con las gestiones políticas y empresariales de Granada se reivindicasen, y así fue. En torno al ecuador de la primera mitad, una chica saltó al terreno de juego totalmente desnuda con una pancarta que decía “Infraestructuras ¡Ya!”. Una vez que la joven se marchó del césped se reanudó el encuentro, pero acto seguido otra mujer se lanzó al campo como su madre la trajo al mundo con idéntico lema. Los espectadores, que por esos minutos estaban muy crispados con la actuación arbitral, vitorearon al unísono “¡Otra, otra, otra…! El estadio era un clamor, risas por un lado y comentarios graciosos por otro. Finalmente, la protesta tuvo éxito debido a que numerosos medios nacionales y provinciales han mostrado las imágenes.

Lo ocurrido en el ‘Escribano Castilla’ fue una forma sana y original de reivindicarse sobre las pocas infraestructuras que hay en la ciudad de la Alhambra. Concretamente, se referían a la falta de una autovía que comunique la ciudad con los municipios de la costa, que se encuentran a más de 70 kilómetros. Con este tipo de manifestaciones no se hace daño a nadie, exceptuando la imagen de los políticos y empresarios, por lo que se puede considerar una forma correcta de mostrar el rechazo contra una mala gestión. Sin embargo, en otros estadios las personas se han reivindicado de manera violenta y delictiva. Ese tipo de protestas hay que erradicarlas de nuestros campos y cambiarlas por las más sanas y, seguramente, más mediáticas. Y es que, como siempre digo, somos nosotros, los periodistas, los aficionados y los ciudadanos, los que tenemos que limpiar el fútbol de actos violentos.
Diego López, futuro estudiante de periodismo, trabaja en varios medios granadinos

3 comentarios:

Ignasi Noguer dijo...

La reivindicación me parece extraordinaria, pero hay agujeros negros en lo ocurrido. En primer lugar, se ve que las chicas cobraron de una revista para saltar (ellas no sabían de que iba el tema). En segundo lugar, las chicas no tienen los papeles de residencia y peligra que sean expulsadas.

Ignasi Noguer dijo...

Son rusas, que no lo había puesto

Anónimo dijo...

I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! » » »