19 abril 2006

Arsenal 1 - Villarreal 0 (Salanova VS Pablo G.)

*El 'Arcescnal' (léase Arsesnal) fue superior al Riquelme C.F.

Esperaba un poquito más del Arsenal, más del partido y bastante más del Riquelme (Villarreal, perdón) CF. Es lo que suele pasar cuando te marcas unas expectativas tal vez demasiado altas. Una vez finalizado el encuentro, el 1-0 es un excelente resultado (lo era antes y lo es más después). Es remontable siempre que los de Pellegrini no jueguen como hoy. Los 'Gunners' fueron superiores, pusieron en serios apuros la portería amarilla e incluso se le anuló un gol (legal) a Henry, si bien el árbitro (algo casero) no señaló un dudoso penalti a favor del conjunto español.
El once visitante salió con un respeto excesivo a) al escenario, b) al rival, y c) al vértigo que causa una semifinal de la Liga de Campeones cuando se carece de experiencia en citas importantes (eso que injustamente se criticó tanto a Sacchi). Curiosamente, en Milán ante el Inter, el Villarreal actuó menos encorsetado, en torno a un Riquelme más activo, que lo demostrado en el último encuentro europeo en Highbury.
¿La clave? Wenger sabía que el mejor método de superar al rival era un ritmo elevado, un juego veloz, no caer dormido en las redes de Riquelme. Eso, y que, a pesar de las numerosas ocasiones londinenses, el gol de Touré llegó sólo por un error de la 'debilitada' defensa amarilla al salir mal a forzar un fuera de juego. Una vez repuesto del tanto encajado y olvidado el respeto, aparecieron el miedo a encajar más unido a los escasos minutos restantes, que impidieron ver algo más y que hacía que supiera cada vez mejor la derrota por la mínima.
Todo, como en cuartos, se decidirá en la vuelta, en el habitat natural de El Madrigal, el cual debería ser un freno a la reaparición de los defectos de la ida. Con el apoyo de todo Villarreal (de toda España), Riquelme tendría que liderar el estilo que ha llevado a este club a las históricas semifinales.
Y antes de finalizar el análisis, no quiero olvidarme de Wenger, un técnico con personalidad, riesgo y las ideas claras. Me gusta el técnico frances, y me encanta Cesc, un jugador que parece no marcar las diferencias porque no protagoniza una acción de esas de reptir hasta la saciedad, pero que con dieciocho años, suele tener un porcentaje de aciertos y movimientos espectacular. Fábregas es el ejemplo de que una cantidad de ínfimos detalles acertados conllevan el funcionamiento perfecto.
-Por Pablo G.
(Video: Fútbol Arte)
*De Tanto esperar poco mostrar (por Jorge Salanova)
De tanto esperar de este partido se mostró poco, nuestros gozos en un pozo y se esperaba calidad, un gran Riquelme, un gran Villareal pero encontramos lo que encontramos cuando se espera tanto de algo y al final te defrauda como las últimas películas de Garci (en mi opinión sus últimas películas no me gustan aunque ha hecho grandes pelis).
Highbury vivió su último partido europeo con una buena victoria del Arsenal que hizo una buena primera parte y una segunda más defensiva. La clave del partido fue dejar que no jugara Riquelme, Wenger no defraudó cubriendo con tres jugadores a Riquelme dejando que no jugara y por lo tanto le costaba mucho al Villareal llegar en ataque aparte de ello la espléndida defensa y la espléndida presión de los jugadores del Arsenal de los 10 jugadores del Arsenal sin contar a Lehman el portero, un centro del campo donde colaboraban todos, donde tocaban el balón con una gran rapidez, encontraban los huecos buscaban a Henry que destrozó a Javi Venta, con un Cesc que tuvo detalles y alguna gran jugada pero su papel fue mucho más de presión.
Las ocasiones del Arsenal llegaron en gran parte de los corners, y en un gran pase de Henry a Hleb y Hleb a Toure que marca con facilidad, y el partido la primera parte acaba con alguna ocasión clara del Arsenal jugando con mucha rapidez y presión. La segunda parte fue más defensiva con el juego en medio campo y con mejor juego del Villareal que esta vez lo intentó más, y en defensa estuvo bien pero el Arsenal era mucho Arsenal y tuvo tres grandes oportunidades, al Villareal le robaron un penalti pero como siempre la suerte acaba de un lado u otro y al final siempre acaba en el lado del fuerte y no del débil que no tan débil, y se encontró lo que buscó el Villareal no perder el rumbo y poder seguir vivo para ganar en casa.
En fin el partido fue un duelo entre “novatos” que acabó con un merecido ganador el Arsenal acabó con mucha presión y rapidez, acabó siendo todo muy táctico, el partido que no esperábamos se “escapó” con la ardilla no estuvo mal, pero faltó la calidad de un Riquelme desaparecido, un Cesc con detalles de gran calidad, pero sin hacer un gran partido como he dicho antes estuvo más concentrado en presionar y en el trabajo táctico, y decir que me encantó la defensa a Riquelme al que le ahogaron.
Por Jorge Salanova Clemente(“el italiano” fútbol total)

6 comentarios:

Michel dijo...

Cesc es una maravilla, lo tiene todo para triunfar, uno de los jugadores con mejor futuro de Europa, su despliegue hoy como siempre, impresionante.

Diego López dijo...

Entonces no me he perdido gran cosa ¿no? No he visto el gol y tampoco lo he podido escuchar, pero me dijeron que marcó Touré. En fin, el partido que yo he retransmitido hoy ha quedado 0-1, ha ganado el Almería jeje con polémica como me gusta amí. La salsa del fútbol y un final trepidante donde casi me quedo sin voz para intentar cantar el gol del empate.

La semana que viene no me pierdo ningún partido de la Champions. Confío en el Villarreal.

guido dijo...

Cesc ha manejado el partido a su antojo, quizas como reproche le falta profundizar o pegarle al arco, pero es solo una critica, sin dudas es un jugador fuera de serie.
Riquelme lo han contenido muy bien, recibia y tenia tres encima, asi no se puede jugar.

Csai D. dijo...

El Arsenal jugó mejor que el Villarreal. Todos los cuentos y ataques que ha habido contra el árbitro son una pendejada. Además, como barcelonista, el juego sucio y marrullero que practicó el Villarreal ante el Barça el pasado viernes es digno de un equipo ruín y mezquino. El deseo que tenía que pasaran a la final de la Champions se quedó ahí, con la patada de Peña a Ezquerro. El Villarreal se merece lo que ha cosechado.

markos_puga dijo...

Q duro fue el partido de ayer para los españoles con las esperanzas q teníamos ¡el penalti no pitado!

josepep dijo...

El Arsenal fue superior al Villarreal, y mereció algo más que ese exiguo 1 a 0. El conjunto de Castellón sólo existió en defensa, ya que en ataque no se dejó ver. Riquelme estuvo muy bien vigilado, y así el Villarreal no funciona. Sobre el arbitraje: Dejó jugar mucho a los dos equipos. Anuló un gol legal a Henry, por medio de su asistente. En cuanto al penalty que pide el Villarreal, si es cierto que es falta, pero creo que es fuera del área. En la segunda parte,perdonó dos claras tarjetas al Villarreal, una a Arruabarrena y otra a Senna.
El no marcar fuera de casa puede ser una losa muy grande para el partido de vuelta.