23 septiembre 2009

El derbi de Manchester y el sueño de Jimmy Grimble

Hace unos cuantos meses vi una película titulada en España "El Sueño de Jimmy Grimble" (original: "There's only one Jimmy Grimble"). No pasará a la historia del cine pero tal vez interese a aficionados al fútbol, especialmente al británico (aparece 'Maine Road', el Estadio de la calle Maine para los traductores). El protagonista es un chaval que pretende jugar en el equipo de su escuela, donde el resto de compañeros se meten con él por varias razones, una de las cuales es ser hincha del Manchester City en lugar del United, los colores de la mayoría de los chicos de la ciudad.
No os desvelaré más del argumento pero sí aprovecharé esta historia para abordar el crecimiento del equipo 'débil' de Manchester, cuyos seguidores más ilustres son los hermanos Gallagher (líderes de la banda 'Oasis'). El City inició la campaña pasada su despegue con el fichaje de Robinho y ha acelerado su progresión este pasado verano a base de talonario. Mark Hugues dirige desde el banquillo una valiosa plantilla que aspira a desbancar del Top 4 a Arsenal, Liverpool, Chelsea o el propio ManU. Ese puede ser el objetivo a corto plazo sin renunciar a adelantar el fin de conquistar la Premier, algo que actualmente se antoja difícil.

Sin embargo, con actuaciones como la del pasado fin de semana en el derbi, no parece tan lejano ese momento. El partido fue vibrante, jugado de poder a poder y al City sólo le sobró un despiste defensivo en el último suspiro del largo descuento para sacar un empate del 'Teatro de los Sueños', el campo del poderoso eterno rival. Uno de los refuerzos de lujo de los Citizens, Gareth Barry, decía que habían merecido más que el empate. Ese ha sido el primer paso; el siguiente será rubricar los méritos en el casillero de puntos. Hay que tener ya en cuenta al nuevo Manchester City, que irá ganando adeptos entre los nuevos jóvenes aficionados: los 'Jimmy Grimble' ya no serán tan minoría en las escuelas.
Foto: Google

7 comentarios:

Dani Navedo dijo...

El City ya tiene muchísimos seguidores y está claro que, para un chaval que entre ahora al mundo del fútbol, será difícil elegir si seguir a los Citizens o a los Red Devils.

Respecto al partido del sábado, creo que hay que tener en cuenta que dos de los goles que mete el City vienen de dos errores del propio United, a lo que hay que sumar las innumerables paradas de GIven. Barry no se que partido vio para decir que merecieron ganas :S

Saludos!

Chus dijo...

Pude ver los últimos minutos y disfruté bastante, me hubiese gustado ver el partido entero.
Por cierto, intentaré ver la película, de momento la historia atrae.

Saludos.

Juan Al dijo...

Pues en la segunda parte hasta que no se llegó al minuto 40 el City no existió

futbollium dijo...

Este año el City puede llevarse la Premier porque no estará inmerso en competiciones europeas y puede centrarse en luchar por la liga mientras United , Chelsea o Liverpool deberán tener mil ojos en la Champions .

Un saludo

jonceltic dijo...

yo tenia entendido que en Manchester, la mayoria son del City, contrariamente a los Devils que predominan en las areas obreras y en el resto de las islas.

Anónimo dijo...

Seguramente si los trofeos van llegando a las vitrinas del City habrá muchos chavales que se decanten por ellos, pero mi pregunta es: Que se les va a explicar a estos chavales? Que un club de fútbol se construye sólo con un buen monedero? Estas son las mejores bases para defender el futbol? No sé ... yo si tuviera un hijo nunca le aconsejaría que se fijara en un club que ha crecido con talonario. Prefiero la cantera y con ella que crezcan ganen o pierdan.
Y por cierto ví el partido y yo quería que ganara el United ya que en este caso el "pobre" era él.

Pablo G. dijo...

Gracias a todos por aportar vuestra opinión. Saludos