08 febrero 2010

Diario de un sportinguista en el 'exilio': Almería-Sporting

Vaya ridículo. Hacía mucho que el Sporting no me cabreaba tanto y que ese cabreo no me duraba tanto. Mira que durante la semana mascullaba que la visita a Almería tenía mala pinta pero ni en mis peores pesadillas esperaba un partido tan vergonzoso como el de ayer. Es inadmisible adelantarse 0-1, jugar con uno más 80 minutos y no sólo que te remonten o que no estés ni cerca de ganar, sino que te bailen. Ayer simultaneé este partido con el Chelsea-Arsenal y la comparación hacía aumentar mi herida de aficionado: me conformaba para mi equipo con un 5% de la intensidad del duelo de la Premier, de la pegada de Drogba, de la clarividencia de Cesc y de la contundencia defensiva del Chelsea.
La realidad sportinguista es preocupante. Ayer no se salvó nadie. Preciado falló en el once titular (hay jugadores que no están ni para ser convocados en Primera por mucho que me duela decirlo porque son buenos profesionales) y en los cambios. Juan Pablo cometió un error infantil en el segundo tanto y pudo hacer más en el tercero. Sastre, entre más cosas, tiró mal el fuera de juego en el primer gol. Gregory, al que habría que dar un toque de atención por sus expulsiones, y Gerard no dieron sensación de seguridad. Canella fue de lo más salvable pero se fue contagiando de sus compañeros de zaga, además de no atreverse a llegar a línea de fondo. Rivera quiere abarcar demasiado, lo que le hace no estar en ningún sitio o llegar tarde. Portilla puso ganas pero cometió el mismo error, dejando muchos espacios en el centro del campo. Pedro no ensanchó el campo, no desbordó y tampoco sumó en defensa (el tercer gol le ganan la espalda). Diego Castro se empeñó en irse al centro y estuvo fuera del partido. Bilic y Barral demostraron que no se entienden juntos y acabaron desquiciados. Por último, los cambios llegaron tarde y fueron mal hechos.
Llevo varias semanas avisando del negro futuro que diviso, por sensaciones en el juego y por resultados (7 derrotas en 9 partidos). El calendario no ayuda (Valencia y Zaragoza) y especialmente no ayudará en la recta final, por lo que lo lamentaremos como sigan dejándose los deberes para más adelante. Ayer no sólo se tiró un partido, sino que se pudo empezar a tirar el siguiente, con las absurdas expulsiones de Barral y Gregory. Antes, se escondía la falta de juego y sobre todo de pegada con contundencia defensiva y un portero que daba puntos. Desde hace semanas, eso ha empezado a fallar también, de ahí el desastre que comenzó en diciembre. Confío en que esto cambie para no acordarnos de no haber fichado como se debía en el mercado invernal.

-Almería: Diego Alves; Míchel, Chico, Acasiete, Cisma; M''Bami, Bernardello, Soriano; Corona (Juanma Ortiz, m.57), Goitom (Piatti, m.84); y Crusat (Guilherme, m.76).
-Sporting de Gijón: Juan Pablo; Sastre, Gerard, Gregory, Canella; Pedro, Portilla (Carmelo, m.62), Rivera, Diego Castro; Bilic (De las Cuevas, m.57) y Barral.
-Goles: 0-1, M.12: Diego Castro (penalti). 1-1, M.14: Crusat. 2-1, M.42: Cisma. 3-1, M.80: Guilherme.

8 comentarios:

Pol Gustems dijo...

Coincido con tu percepción de las actitudes de un partido con estas características. Suerte la semana que viene!

Saludos!

Chus dijo...

Esto me suena demasiado compañero. El pasado nos dio tiempo a reaccionar de milagro, este año aún estamos a tiempo de dar un giro a la situación. Aunque viendo lo de ayer resulta difícil creer en este equipo.

Saludos.

Arraigoo dijo...

Para no quedarse con lo peor, yo me quedo de nuevo con Dieguito Castro, cada semana sigue asombrando. Realmente con estos detalles y con una pizca de suerte y trabajo creo que el Sportinsaldra de abajo.

Un saludo
www.tocaladecara.blogspot.com

Juan Al dijo...

La típica derrota que la afición olvidará en el siguiente partido de casa cuando los jugadores lo dejarán todo en el campo para que los seguidores no se acuerden de lo ocurrido la semana anterior. Es una típica regla no escrita del fútbol.

Pablo dijo...

Dos errores -uno de Juan Pablo y otro de Barral- que perjudican al colectivo. Queda mucha temporada, las cosas no van tan mal. Las derrotas suelen ser positivas, es decir, te permiten ver los fallos que tienes y no esconden tus carencias.

Saludos desde La Pizarra

Manuel Lidueña Góngora dijo...

Si que ultimamente el equipo ha perdido la senda del triunfo pero quizás un partido ante un equipo como el Valencia le pueda venir bien para coger confianza si sacan un buen resultado.

Pienso que aun no hay que ser muy derrotista porque por delante esta casi toda la segunda vuelta y hay tres equipos al menos según mi punto de vista que están bastante mal como son Xerez, Tenerife y Valladolid.

Saludos y ánimo.

P.D.- Desde que escribí sobre el Sporting no ha levantado cabeza...

Pablo G. dijo...

@Pol Gustems
Se necesita suerte. Saludos

@Chus
Resulta difícil creer, sí. Saludos

@Arraigoo
Diego estuvo muy flojo también. Saludos

Pablo G. dijo...

@Juan Al
Salvo que se dejen todo en el campo y se pierda igual. Saludos

@Pablo
Dos errores grandes pero muchísimos pequeños. Saludos

@Manuel Lidueña Góngora
No eres gafe, son ellos; yo también lo pensaba sobre lo de ir a verlos in situ y aunque no vaya pierden igual. Saludos