01 febrero 2010

Diario de un sportinguista en el 'exilio': Sporting-Barcelona

Durante la semana me había ilusionado (o engañado a mí mismo) con que el Sporting sería el primer equipo que ganase al Barcelona; incluso llegué a apostar al ver que se pagaba 12-1. Una vez más, mi sueño no estuvo ni cerca, por mucho que el resultado señale un 0-1. Me esperaba un Sporting eléctrico y que encerrase al líder al menos los primeros 10-15 minutos, pero el conjunto de Guardiola defiende igual o mejor que controla el encuentro. Desde el principio, por la suplencia de Diego Castro y por el desarrollo del inicio del choque, me di cuenta de que no había nada que hacer y que olía a goleada. Afortunadamente, el Barça jugó ofensivamente a medio gas desde que se adelantó en el marcador.
Cierto es que el tanto llegó precedido de una falta mal sacada (5-10 metros más hacia el centro de donde se produjo) y de un fuera de juego de Pedro, pero el equipo rojiblancó pecó de pardillo dejándose sorprender (lo reconoció Preciado). De nuevo todo llegó instantes después de un córner en el que subió toda la artillería gijonesa, dejando desguarnecida la zona de atrás. ¿Se aprenderá ya de estas situaciones (Valladolid, Atlético de Madrid, etc)? Por otro lado, y que no se entienda como una excusa justificadora porque se hubiera perdido también, es psicológicamente agotador que en las pequeñas decisiones del árbitro siempre la balanza se decante a favor del rival.
Confío en que el bache goleador llegue a su fin y que Smiljanic aporte el criterio que le ha faltado a este equipo sin Michel (o con éste a bajo rendimiento) y desde que De las Cuevas 'ha desaparecido'. La situación me preocupa bastante: por los números (4 puntos de 24 y 6 derrotas en 8 partidos), por las sensaciones (fallos puntuales atrás, falta de ideas en la construcción y negados en la faceta goleadora) y por el calendario. La visita al Almería, que está mejor que en el choque de la primera vuelta, se antoja muy decisiva en el devenir de esta segunda vuelta. Y tiene mala pinta que la defensa tenga las bajas por sanción de Botía y Lora.

-Sporting: Juan Pablo, Lora, Gregory, Botía, Canella, Rivera, Portilla (Matabuena m 70), Luis Morán, De las Cuevas (Barral m 52), Carmelo (Diego Castro m 57) y Bilic.
-Barcelona: Valdés, Pujol, Piqué, Márquez, Abidal, Xavi, Busquets, Iniesta, Messi, Ibrahimovic y Pedro (Bojan m 90)
-Goles: 0-1, m.30: Pedro.

4 comentarios:

Juan Al dijo...

es psicológicamente agotador que en las pequeñas decisiones del árbitro siempre la balanza se decante a favor del rival..... eso es lo que hacen los inteligentes para no destacar

Nacho S. dijo...

El arbitraje no influyó en el resultado pero condicionó la forma de jugar del Sporting. Las amarillas amedrentaron al equipo a la hora de defender. El árbitro estableció un cristal imaginario que convirtió a los jugadores del barca en intocables.



En numerosas fases del encuentro los jugadores se paraban a 1 metro y no entraban a quitárles el balón a los centrocampistas del barca, y el estado del terreno de juego favorecía la labor defensiva ya que el balón en ocasiones se quedaba parado.

Además estuvimos romos en ataque. Sin desparajo ni descaro para encarar- Es alarmante el estado de forma de De las Cuevas.

Creo que el resultado es engañoso. La segunda vuelta será larga y dura.

entradas master series dijo...

A mi es que me parece una obviedad las ayudas arbitrales al Barça.

Pablo G. dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Saludos