04 junio 2009

El triplete de Preciado: ¡gracias Manolo!

Se ha hablado muchísimo del triplete de Guardiola. Yo también lo he hecho, así que es absurdo que insista más en ello. Lo menciono porque hoy lo que quiero es destacar otro 'triplete', no de títulos sino de logros, que salvando las distancias tiene también un mérito enorme (no quiero exagerar uno ni minimizar el otro). Lo ha logrado Manolo Preciado, un entrenador que lleva haciendo milagros desde que llegó a Gijón, una ciudad a la que le ha devuelto sobre todo la fe y la ilusión. Soy preciadista, lo reconozco, pero eso no me impide reconocer que el entrenador también se ha equivocado. No obstante, se aprende más de los errores y las derrotas. Una vez matizado esto, vamos ahora con el triplete de Preciado en el Sporting.
1) En su primera temporada en Gijón, se encontró un equipo agonizante, sin recursos económicos y con una afición que había perdido la fe. Por eso, casi le llamaron loco cuando se planteó el objetivo de volver a llenar El Molinón. O lo que es lo mismo, revitalizar la masa social devolviendo la ilusión. En aquella época, eran muy pocos los encuentros en los que se superaban los 15.000 espectadores. Antes de acabar el año, en diciembre, el Sporting estaba en puestos de ascenso y las gradas volvían a estar casi llenas, una utopía tres meses atrás. Después, se sufrió un bajón en la segunda vuelta y la permanencia llegó con un gol de Congo (si no recuerdo mal de puntera ante el Numancia). Fue el renacimiento de la afición (La Mareona) y el despegue deportivo del equipo.
2) En su segunda campaña, casi nadie tenía fe en que Preciado lograra el ascenso con una plantilla que, en teoría, muchos la considerábamos ese verano para quedar en la mitad de la tabla o poco más. Al final, el resultado fue el segundo milagro y con la Mareona, no sólo llenando el templo gijonés, sino también inundando de rojiblanco numerosas ciudades. Se sufrió mucho en la recta final, donde volvió a haber un bajón, y apareció la suerte con la ayuda del Alavés, pero el objetivo que se marcó el entrenador se consiguió, volviendo a dejar mal a los que dudamos, aunque fuera en algún momento puntual. La ciudad estalló de alegría.
3) Y en este recién finalizado tercer curso futbolístico, el objetivo era la permanencia, con el segundo presupuesto más bajo de Primera y una plantilla limitada en calidad y cantidad (la misma de Segunda con pocos retoques a coste cero). Preciado, con su fe, consiguió firmar una primera vuelta de ensueño después del enorme varapalo inicial (con críticas durísimas tras las goleadas). Y en la recta final de la campaña, él se cansaba de repetir a los escépticos que el desenlace sería feliz. Uno a uno, fueron pasando esos ocho encuentros sin ganar y con un juego que nos hizo a la mayoría perder de nuevo la fe. Una vez más, él nos volvió a dar el alegrón, pese a que el bajón apareció en la segunda vuelta por tercer año consecutivo. Se obró el tercer milagro.
En definitiva, que no se puede comparar el triplete de Guardiola con este otro de Preciado, yo no buscaba eso. Cada uno tiene su mérito a su manera y el primero, por supuesto, tiene más repercusión. Eso sí, personalmente os aseguro que la alegría que yo tuve con la salvación es igual o mayor que la que haya tenido un culé en el mes de mayo. La verdadera intención de este post es elogiar la figura de un entrenador que ha conseguido lo que parecía imposible: la vuelta de la ilusión, el ascenso y la permanencia. Él se merece esto y más. Enhorabuena y gracias, Manolo Preciado.

13 comentarios:

Dani Navedo dijo...

Es cierto que a Manolo Preciado le debéis muchas alegrías, pero yo si fuera él, también agradecería al club la confianza que le han otorgado.

No son muchos los clubs que mantienen al entrenador que los ascendió tanto tiempo y menos todavía cuando el equipo tuvo rachas tan negativas.

En fin, que un año más en primera es el premio al trabajo en equipo y a la confianza mutua.

Saludos!!

El fútbol es injusto

Chus dijo...

Recuerdo aquellas palabras de Preciado: ''estoy seguro de que vamos a llenar El Molinón, no se cuando, pero lo vamos a llenar''.

Saludos.

futbollium dijo...

Preciado es un hombre de carácter que sabe manejar bien un equipo en circunstancias difíciles . Para mí era el técnico ideal para mantener al Sporting en Primera ahora habrá que ver si sigue para la próxima temporada .

Un saludo

Little dijo...

Si es inteligente se lo dejará por voluntad propia. Lo que ha hecho él es difícil de superar para el que lo pudiese suceder.

Daniel dijo...

Totalmente de acuerdo con tu entrada, Preciado fue clave para tener al Sporting en primera, fue un gran soplo de aire fresquisimo en un Sporting muy viciado.

yocantera dijo...

Felicidades Pablo, al final nos salvamos los dos equipos :) Lo de aguantar a Preciado toda la temporada creo que ha sido la clave de vuestra salvación, y espero y deseo que marque un precedente en el fútbol español (aunque lo dudo bastante)

No, gracia a vo´ dijo...

Leyendo tu post no se puede no ser "Preciadista"!
Enorme mérito el del entrandor y el de todo un equipo de trabajo.
Felictaciones por la permanencia!

Cada hincha festeja lo que amerita la situación!!

Saludos

Nacho S. dijo...

Preciado llegó en unas circunstancias muy difíciles, que no comentas en el artículo y que lo único que hacen es agrandar su figura.

Llegó al Sporting cuando nadie quería entrenarlo ( y nadie incluye a gente de gijón como Josu Uribe)

Insufló optimismo y en el fútbol eso es muy importante. Es un deporte muy psicológico. Si no fuera así el sporting estaría en segunda ya que tiene peor equipo que el Betis.

Pero no todo son luces en Preciado. Esta temporada se cansó de repetir que con la plantilla que había era suficiente y se equivocó. Y no quiero entrar en los aspectos tácticos del equipo que dejan bastante que desear.

Ahora solo espero que la directiva hagan fichajes acordes a la categoría. Se necesitan muchos y buenos para no pasar apuros y tal vez de esta forma, Preciado pueda demostrar lo gran entrenador que es.

http://elempaque.blogspot.com

Anónimo dijo...

A ver si para el año vemos al Sporting mas arriba y no tan abajo ni con tantos sustos como este año.
http://chovenaplaza.wordpress.com/

Pol Gustems dijo...

Felicidades por la permanencia. La temporada puede considerarse un éxito cumplido el objetivo. Ahora a mejorar la plantilla para no sufrir tanto el próximo año. MAnolo Preciado siempre tendrá mi admiración, por salir con una apuesta atrevida en todos los partidos e intentar ganarlos.

Saludos!

Pablo G. dijo...

@Dani Navedo
Es un agradecimiento mutuo, en efecto, porque el Sporting se la jugó manteniéndolo cuando las cosas iban mal. En esas situaciones casi todos los clubes cambian de técnico. Saludos

@Chus
Entonces casi todos pensamos que era una utopía. Saludos

@futbollium
Sigue. Saludos

@Little
Él mismo dice que el sentido común pide dejarlo pero el riesgo existe quedándose al igual que fichando por otro club y que en ningún sitio estará mejor que en Gijón. Lo comprendo jeje. Saludos

Pablo G. dijo...

@Daniel
Ojalá todo vaya bien a las dos partes y Preciado esté muchos años. Y si algún día la cosa se tuerce, que será lógico, despedirlo a lo grande. Saludos

@yocantera
Al Espanyol le salió genial lo de Pochettino, al Betis mal cambiar de entrenador y al Sporting perfecto mantenerlo. Es difícil saber aunque deberían fijarse en el trabajo más que en los resultados. Saludos

@No gracia a vo'
Pues creemos el preciadismo jeje. En fin, que como dices, cada uno festeja lo suyo. Saludos

@Nacho S
Muy buen dato lo que aportas del momento en el que llegó. Sobre lo de los refuerzos, yo creo que el club no le podía dar más y él, como buen piscológoco que es, no podía salir públicamente y decir que su plantilla no tiene nivel para Primera, porque es el principio del descenso. Si tu entrenador ya no confía en ti, ¿qué harán los jugadores? Saludos

Pablo G. dijo...

@chovenaplaza
Me conformo con volver a quedar el 14º aunque sería bueno que se salvara antes de la última jornada por el bien de los corazones sportinguistas. Saludos

@Pol Gustems
El fútbol ganaría con más propuestas como la de Preciado. Es una pena que muchos equipos, algunos más grandes por presupuesto, no tengan esa filosofía. Saludos