11 junio 2009

El ejemplo del otro Cristiano

No me he vuelto loco. Sí, sí, Cristiano Lucarelli es aquel delantero que fracasó en el Valencia y que, salvo alguna temporada buena en Italia en clubes modestos, apenas ha aportado mucho sobre un césped. No obstante, fuera de los terrenos de juego dio hace ya tiempo un grandísimo ejemplo, que a día de hoy se convierte en utópico con las cifras de las que se habla en la última semana. (Personalmente, me parece aberrante que un futbolista llegue a cobrar 9 millones de euros libres de impuestos al año, que un traspaso -el de Kaká- se cierre en 65 millones de euros y haya comisiones hasta para el padre por ser eso, el padre de la figura, y ya no digo nada sobre lo que hemos conocido esta mañana: la confirmación de que Florentino Pérez, por si fuera poco haber sido el autor de los 4 fichajes más caros de la historia del fútbol, ha desembolsado 94 millones de euros por Cristiano Ronaldo).
Pues bien, en estos tiempos en los que el dinero lo compra todo, he querido recordar el ejemplo de Cristiano Lucarelli en 2003. Su representante, el abogado Carlo Pallavicino, le puso sobre la mesa ofertas de hasta un millón de euros anuales, siendo la del Torino la más atractiva. Pero el delantero se empeñó en vestir los colores que más sentía, los del Livorno (entonces en la Segunda división italiana), aunque tuviese que cobrar muchísimo menos. Una vez transcurrido el momento de shock, Pallavicino, que luego relató la historia en el libro "Quedaos con los mil millones" (en liras, la oferta suculenta que rechazó), logró que el equipo de la ciudad de Lucarelli hiciera el esfuerzo de pagar una ficha en torno a los 300.0000 euros. El ex del Valencia dejó de ingresar mucho dinero (unas tres veces menos), pero ganó mucho aquella temporada: fue el héroe, con 25 goles anotados, del regreso de 'su' Livorno a la Serie A después de 55 años. Aquella felicidad no se podría haber comprado con dinero.

Llevo algunos días preguntándome si algún otro futbolista sería capaz de renunciar a las cantidades que se manejan y siempre me respondo a mí mismo que no. Reconozco que es muy difícil no dejarse seducir por los billetes. Por ejemplo, el sueño de cualquier sportinguista sería que estos días David Villa dijese que renuncia a cualquier sueldo galáctico por cumplir el sueño de jugar en Primera con la camiseta del Sporting para ayudarle con sus goles a jugar alguna competición europea o algo similar. Eso no ocurrirá, los sportinguistas se conformarían y hasta darían las gracias si decide volver en su último año de carrera aunque sea medio cojo. ¡Qué pena! Tal vez Julen Guerrero o Tamudo son dos de los casos más similares a fidelidad por una camiseta renunciando al dinero, con algunos matices y salvando las distancias con respecto al ejemplo del ariete italiano. Yo, sin ser de Livorno, admiro a Cristiano.. Lucarelli, así que en Livorno, supongo que este otro Cristiano sea considerado un héroe.

12 comentarios:

"Lama" dijo...

Me ha encantado esta entrada, pero creo que hay un error: Tamudo estuvo a puntito de ser fichado por el Glasgow Rangers... que lo rechazó en la revisión médica por "cegarruto".

También es bonita la historia de Angulo, el jugador asturiano del Valencia, que lo tuvo hecho con el Arsenal, pero estando en el hotel en Londres, viendo el clima y la ciudad, pensó que no había dinero suficiente para renunciar a vivir en la capital del Turia y perdió la gran oportunidad de su carrera por ser feliz.



Saludos

Pablo G. dijo...

@Lama
Por eso pongo lo de "con matices y salvando las distancias", porque algunas veces renunció y otras no se concretó el fichaje. Saludos

Little dijo...

jojojo Angulo y su papá Rinaldi... y lo que es espantoso es que se pueda pagar un solo euro por un jugador como el toro (juegue en Livorno o donde sea)

Sergio dijo...

Muy buena historia te felicito, por que desconocía esto de Lucarelli.
Es un ejemplo de los que en el mundo del fútbol no abundan...es más en estos momentos son casi imposibles de encontrar en el fútbol moderno.

Un saludo.

Chus dijo...

Es una bonita historia, los aficionados del Livorno le deben estar eternamente agradecidos. Yo dudo que Villa se vuelva a poner la rojiblanca...

Saludos

Pol Gustems dijo...

Grande poder leer otra cosa que no sea Cristiano hoy. (Qué bien, si yo también he hablado de Ronaldo XD). Me acuerdo del caso Lucarelli y fue un ejemplo, pero además de los verdaderamente chocantes. También me viene a la cabeza Etxeberría (que tampoco es que fuera a recibir una oferta, pero se queda sin cobrar) y Rui Costa en Benfica (éste si supongo tendría ofertas en su momento).

Saludos!!

Nacho S. dijo...

Gran historia. Quedan pocos así en el fútbol. Es una pena. Me gustaría que quedasen mucho más. Os aseguro que no hay nada más bonito que luchar por lo que quieres y no por un puñado de dólares, y eso se nota. Villa y Tamargo han dicho que acabará su carrera en el Sporting. Otros sin embargo prefirieron el Alavés y les premian con entrenar al B.

http://elempaque.blogspot.com

Premier Fever dijo...

buena historia, buen articulo, no lo sabia, pense que lucarelli solo habia caido en el livorno, ahora creo que Podolski seria otro para admirar, que con tener miles de ofertas volvera a su querido Kolh.

bueno crack te invito a pasar por premier fever. saludos

Pablo G. dijo...

@Little
Al amrgen de sus cualidades futbolísticas o su rendimiento en el Valencia, su cariño al Livorno es digno de admiración. Saludos

@Sergio
Yo veo imposible que alguien hoy en día lo repite y ni mucho menos entre los de precio medio o caro. Saludos

@Chus
Yo creo que la vestirá en su último año por decir que lo hizo. No creo que haga lo que hicieron Abelardo y Luis Enrique. Saludos

Pablo G. dijo...

@Pol Gustems
Buenos casos los que añades. Saludos

@Nacho S
Coincido contigo con lo de premios excesivos e inmerecidos para quien prefirió irse al Alavés. Saludos

@Premier Fever
Lo de Podolski está condicionado por su situación en las últimas temporadas pero podríamos dar el caso por bueno también jeje. Saludos

Anónimo dijo...

Gran post, me ha gustado mucho tu artículo y bueno este Cristiano tiene otra admirador más. En cuanto a lo que dices de jugadores que renunciarían a fichas muy altas yo te puedo dar algunos nombres que ya lo hicieron en su momento y que tb lo estan haciendo ahora, pero no lo haré que para eso eres periodista jeje. Saludos

Pablo G. dijo...

@anonimo
Hay muy pocos casos y cada vez menos. Me alegro que este ejemplo del otro Cristiano tenga más admiradores. Saludos