20 mayo 2009

Ezio Vendrame, el futbolista que escribe a mano (1ª parte)

En el fútbol actual no hay ningún Ezio Vendrame (21-11-1947). Un genio rebelde, un artista inimitable. Apenas marcó un gol en la Seria A italiana, no jugó en ningún grande, pero su historia cautiva en cuanto te empapas de ella buceando por internet. Yo leí su nombre por primera vez gracias a las 'Historias del Calcio' de Enric González. A partir de ahí, la tentación de ir más allá tiene este post como resultado.

Aunque lo de coger la pluma después de colgar las botas no es su tarjeta de presentación más llamativa, empezamos por su faceta actual de escritor. Peculiar, como también lo fue en su etapa de futbolista, cuando lo llamaban el Best (o el Kempes) italiano. Escribe siempre a mano y odia tanto la tecnología que si tiene que hacer dos copias, la segunda la realiza del mismo modo que la original, renunciando a fotocopias o a los ordenadores por la belleza de la escritura manual.
El inconformismo y la aureola hippie que le acompañaron durante los años 70 en su etapa de melenudo jugador siguen siendo su seña de identidad. Dicen que le encanta tocar la guitarra y que vive de alquiler en un pequeño apartamento. La propieda privada no le importa nada, tal vez una consecuencia de su dura infancia en un orfanato. Un ejemplo: el abrigo que compró con su primer sueldo de futbolista le duró el tiempo que tardó en encontrar un mendigo que lo necesitaba.

Vendrame siempre ha hecho lo que sentía, sin importarle actuar contra los convencionalismos o lo políticamente correcto. En una ocasión le preguntaron cuantas mujeres había llevado a la cama. Su respuesta fue la siguiente: "Centinaia, ma le ho amate una per una". Apostilló que nunca había hecho el amor sin sentimiento, un sentimiento que también aparecía sobre el césped. Su filosofía de juego se resume con alguno de sus lemas: "Jugaba para divertirme, nunca para vencer" o "Prima la vita, poi il calcio". A estas alturas de su historia, no sorprende conocer que Ezio elija su retirada como el momento más bello de su carrera. Quería, según él, recuperar un privilegio vetado a los futbolistas: el control de su propia vida.

..... CONTINUARÁ .....

6 comentarios:

Pol Gustems dijo...

Pues no sabía nada de él. Me esperaré a ver la 2nda parte antes de buscar su perfil en internet. Es un poco la antítesis del estereotipo italiano no? Esto de la no competitividad y del jugar por divertirse..

Saludos!!

Little dijo...

lo escribe todo a mano.... jijiji como se nota que no se ha topado con la burocracia :P:P:P

Chus dijo...

Parece interesante, a ver si llega pronto la continuación de la historia.

Un saludo

António dijo...

También gustarás de saber que Jordão, punta mozambicano del Sporting, Benfica y Zaragoza también seguió el camiño de la pintura. No he visto mucho de su obra en la net, pero aquí tienes dos links:

http://industrias-culturais.blogspot.com/2008/02/pintura-em-rui-jordo.html

http://www.sporting.pt/Info/Futebol/futebol_marcadorestop100_jordao.asp

Saludos!

nosoloSporting dijo...

Un tipo raro en el mundo tecnológico actual...

Ánimo Pablo que mañana vamos a sacar algo ya que Luis Enrique se habrá encargado de pedirle el favor a Pep de ganar. Además, no pueden hacer una fiesta en casa perdiendo un partido...

Pablo G. dijo...

@Pol Gustems
No es Gattuso no, jeje. Espero que la segunda parte te guste más. Saludos

@Little
Jejeje. Saludos

@Chus
Ya tienes la continuación, saludos.

@Antonio
Gracias por el dato curioso. Saludos

@nosoloSporting
Tengo poca fe en una 'ayuda' del Barcelona B ante Osasuna. Saludos