18 abril 2009

Matías Fernández: el núcleo del error

Mis ojos ven el Arsenal-Villarreal, mi mente hiperactiva se pregunta a sí misma por qué no está triunfando en España el talentoso Matías Fernández. Como cantan mis admirados 'Love of Lesbian', "vamos a localizar el núcleo del error". Y el punto de partida de mi reflexión comienza en una comparación de trayectorias que me viene a la cabeza durante el transcurso del mismo encuentro. Y es que en el bando contrario del chileno, que en mayo cumplirá 23 años, lo borda -con el brazalete de capitán del Arsenal- Cesc, que el próximo mes también soplará las velas, aunque una menos. Si ambos se fueron muy jóvenes a jugar a otro país, la evolución ha sido casi opuesta.

El español ha ido creciendo a pasos agigantados a raíz de su marcha a Londres, donde llegó en edad juvenil sin madurez personal ni futbolística. Su entorno, Wenger y la señora inglesa que lo acogió junto a Senderos le ayudaron en los comienzos. En cuanto a Matigol, se fue de Chile aclamado sobre el césped, en teoría más maduro en lo personal, que el catalán, pero con un inquietante problema fuera de los terrenos de juego: su preocupante timidez.

En 2006, antes de que la promesa del Colo Colo fuera proclamado Mejor Jugador de Suramérica del año y cuando sonaba para dar el salto a Europa, los fieles a este blog recordarán que me propuse entrevistarle. Sigo admitiendo que estaba alucinado con sus tiros libres, regates y destellos técnicos. Al principio, no logré contactar con él, simplemente porque le aterraba atender a los periodistas. Una persona del club chileno me dijo que necesitaría ayuda psicológica para satisfacer las peticiones mediáticas que generaba su clase. En España no iba a tener concesiones para evitar comparecer en una sala de prensa o librarse de las entrevistas.

Puedo asegurar que Matigol se esforzó porque conseguí mantener una charla con él cuando se concretó su pase al Villareal a finales de aquel 2006. Eso sí, su respuesta más larga fue de 10 segundos. La situación fue igual en su presentación como jugador amarillo y creo que sigue similar más de dos años después de su llegada al fútbol español. La culpa la tiene su personalidad. Sinceramente, creo que este es el gran motivo de que no haya mostrado en Europa todo su potencial. Aparte, creo que él necesita continuidad para ganar en autoconfianza, así como precisa de un rol principal dentro de un equipo para sentirse importante. Menos focos fuera y más dentro del césped. ¿Paradoja imposible en este 'negocio'?

Tal vez, antes de sellar su fracaso europeo precipitando una vuelta a su país, deberíamos verlo una campaña completa en un equipo de la zona media. Aunque el nivel o la presión son más altos en España que en Chile, el fútbol es un juego (casi) igual en todos lados; y, por ejemplo, Ibagaza o Zigic son casos que confirman que fracasar en un sitio no está reñido con deslumbrar en otro dentro de la misma Liga. Yo no he perdido la fe en sus posibilidades, lo importante es que el propio Matías Fernández no baje los brazos, aunque la transición, la adaptación, pese a la 'tutoría' de su compatriota Pellegrini, se esté alargando demasiado.

Aquellos lanzamientos de falta magistrales o aquellos slaloms con regates imposibles (grandioso el que hacía amagando una rabona) no deben quedarse en un pasado que únicamente se vuelve presente en el youtube. Con 23 años que cumplirá en mayo y su talento, el fútbol no sería justo si le niega un éxito mayor en el futuro. Es cierto que para triunfar en el deporte el talento no es suficiente (si soy malo, añadiría que en algún caso no es necesario), entrando en juego multitud de factores, pero su timidez no debería ser un lastre tan grande. El tiempo dirá si 'aparece' en España Matigol.

12 comentarios:

Deportivista dijo...

No se da adaptado al fútbol del Villarreal, ni al europeo. No sé porque Pellegrini lo sigue poniendo sobre el terreno de juego.

Un saludo.
http://marcador-deportivo.blogspot.com/

Ramon dijo...

A este chaval se le ha pasado la oportunidad en el Villarreal,seguramente al final terminara de nuevo en sudamerica.

Me ha defraudado,cuando estaba en colo-colo era un gran admirador suyo pero no me esperaba este rendimiento tan pobre.

SALUDOS

http://ramon-todofutbol.blogspot.com/

J.M.G dijo...

Esto es fácil. Cada uno tiene su personalidad y el chico es así, no se ha adaptado y ya está. Me gustaría verlo en un equipo con menos presión antes de volvera a Chile, en un Valladolid, Málaga, Racíng. Ahí se sentiría importante y podría rendir mejor.

Saludos

http://osasunasport.blogspot.com/

No, gracia a vo´ dijo...

Sensacional post.
Amigo, no te imaginas lo que disfruté los partidos del Colo Colo cuando contaba en sus filas al Mati Fernández. Aquella Copa Sudamericana junto a valores como Sánchez, Vidal y Suazo fue espectacular.
Una lástima. Ojalá que encuentre su sitio en Europa.

Saludos,

Migue

NoTe dijo...

Muy buen análisis. A veces suceden estos casos, sigue siendo igualmente un brillante futbolista

jonceltic dijo...

si un chico con sus cualidades no ha sabido hacerse un hueco en un equipo como el Villarreal, que juega bien al fútbol, que no tienen nada de presión, porque en Castellón no hay presión.... me temo que no triunfará en Europa...

Little dijo...

Matigol está fracasando pero el estrépito del Villarreal en Londrs no fue culpa suya solamente. La defensa del Villarreal daba risa, los atacantes no exististieron y el mediocampo fue sobrepasado sin oposición. Nuevamente el Villarreal se confoirma como lo que es: el quiero y no puedo.

Pablo G. dijo...

@Deportivista
Pellegrini confiará más en él que nadie pero tal vez la solución ideal sea una cesión a un equipo de la zona media. Saludos

@Ramon
Se esperaba mucho de él pero no creo que debamos sentenciarlo con 23 años. Saludos

@JMG
Coincidimos pues. Saludos

@No, gracia a vo'
Que grandes partidos de Mati y el resto en aquel Colo Colo. Saludos

Pablo G. dijo...

@NoTe
Sigue siendo un gran futbolista, exacto; otra cosa es su rendimiento. Saludos

@jonceltic
Yo no lo sentenciaré hasta que lo veo una campaña completa en un equipo de zona media que lo tenga de pieza clave. Saludos

@little
Ni mucho menos tiene la culpa Matias de la eliminación. Influyó más lo larga que se le está haciendo la temporada al Villarreal o las ausencias de Senna y Cazorla. Saludos

hoeman dijo...

Una pena lo del Mati, a mí me recuerda bastante a Aimar. La defensa siempre ha sido su mayor punto flaco en cuanto a atributos defensivos, posiblemente su excesiva timidez le impidan demostrar todo su potencial y sacar personalidad para crecerse.

Quizá en un equipo de media tabla donde le dieran toda la confianza...

Pablo G. dijo...

@hoeman
A ver si tiene esa oportunidad. Saludos

Drakul dijo...

Como Hoeman sabe, soy un admirador de Aimar, así que no considero muy afortunada su comparación. El problema de Aimar es mas físico que psicológico. Aimar no ha podido tomar los galones al 100% en ningún equipo porque ha cortado su juego con continuas lesiones. Aún así, sigue siendo uno de los mejores jugadores que he visto en Mestalla. El problema de la timidez del Mati no debería ser freno para su juego en el campo. Muchos jugadores tímidos, adquieren dentro del rectángulo la valentía para desplegar su juego.

La adaptación de jugadores a otras ligas no es fácil. El fútbol sudamericano es mas lento y menos rígido tácticamente. El Mati tiene clase, pero aún no ha conseguido desarrollarla en España por la falta de adaptación de su juego al de la liga. Como Pablo, pienso que su rendimiento mejoraría tras la cesión en un equipo español donde él sea la estrella indiscutible, donde los demás se adapten a él.