17 mayo 2008

Artículo: El fútbol argentino y yo (colaboración)

Una asistencia en largo teledirigida por la zurda del ‘Mago’ Capria aprovechada con eficacia por el ‘Piojo’ López después de dejar atrás por velocidad a una legión de defensores. Una genialidad de Francescoli apoyado por el cumplidor Leonardo Astrada. La perfección absoluta, cuando quiere, de Riquelme; o un central sin mucho nombre (Medero) cuyos regates a lo largo de todo el terreno de juego provoca el adiós prematuro en directo de un narrador (Marcelo Araujo), extasiado tras cantar ese gol, tan espectacular como inesperado. El talento descarado de un adolescente apodado el ‘Kun’ ante un veterano ‘Cholo’ Simeone. Un disparo potente de Montenegro que se cuela en el ángulo. Una pelea entre hermanos (los Milito) que olvidan en la cancha el cariño que se tienen fuera.

No soy de Racing, tampoco de River, ni de Boca, no me identifico con Independiente ni soy simpatizante de San Lorenzo o cualquier otro club. Soy del jugador o del equipo que me aporte una gambeta inolvidable, una asistencia magistral o un gol para enmarcar. No tener colores al otro lado del charco me permite disfrutar sin sufrimientos, al mismo tiempo que ir cambiando de camiseta con tanta frecuencia como en la vida real.

Si me piden, como es el caso, que transmita mi universo personal sobre el fútbol argentino (liga argentina), éste sería, en primer lugar, una sucesión fugaz en mi memoria de todas las acciones aisladas mencionadas en el primer párrafo, las cuales –en distintas épocas- encontraron acomodo en mi selectivo álbum de imágenes mentales.

Me hubiese encantado ser el 10 de un buen plantel, he cumplido mi sueño de ser periodista deportivo y durante toda mi vida seré un aficionado (apasionado) al deporte rey. En cada uno de estos ámbitos, para mí, el fútbol argentino, el del país del enganche (mi posición favorita), es la mezcla perfecta de clase y carácter sobre el césped a un ritmo pausado que facilita la recreación; es pasión –en ocasiones desmedida- en las gradas; y es el lujo en las narraciones. Me detengo en este último punto porque me encantan los apodos, el grito de ‘Goool’ exageradamente prolongado, la intensidad con la que se suceden las palabras…. lo que engrandece más si cabe todo lo que en mi mente supone el universo del fútbol argentino.


**ARTÍCULO DE COLABORACIÓN SOLICITADO POR "LA PELOTA NO DOBLA"

PD. Aprovecho para informaros que otro blog, "El Balón Digital", ha 'adquirido los derechos' para subir mis análisis de 'La radiografía' y 'Video promesas'. La primera entrega ha sido la de Cristiano Ronaldo.

12 comentarios:

CALIGULA dijo...

Un gran abrazo desde Buenos Aires.

www.checheche.net dijo...

El fútbol argentino es como es... y el futbolista argentino de los últimos años ya no lo es.

Little

Chus dijo...

Si ves un partido y no simpatizas por ninguno de los equipos, disfrutas igual y sufres mucho menos.
Saludos

Keke dijo...

Comparto la opinión de Chus, así desde luego es como más se disfruta un partido neutral para tí.

Saludos.

Pablo G. dijo...

@caligula
igualmente. Gracias por invitarme a participar en tu blog. Saludos

@checheche
reflexión filosófica. Saludos

@chus
No como nosotros ayer y lo que queda de Segunda. Saludos

@keke
Luego está la pasión, que es una forma de disfrutar distinta, porque lleva consigo nervios y sufrimiento y no permite reljarse al ver un buen pase o cualquier detalle. Saludos

Eduardo Fernández - Abascal dijo...

Me ha encantado, grandísimo artículo...

No, gracia a vo´ dijo...

Ya lo había leído amigo! Muy bueno!

Un abrazo!

Migue

Pablo G. dijo...

@eduardo fernandez - abascal
Gracias. Saludos

@no, gracia a vo'
Gracias por tus palabras y por leerlo en los dos sitios. Saludos

Dinius dijo...

Eso, hemos pagado su clausura, aun asi lo cedemos para pachangas en otras paginas... je

un saludo

Pablo G. dijo...

@dinius
Ojo que si llega un Abramovich de los blogs y paga la clausula también jeje.
Saludos

Dinius dijo...

Ojo q soy el Del Nido de los blogs, al menos negociando, jejeje.

Pablo G. dijo...

@dinius
Jejeje