22 mayo 2008

Arsenal-Everton: La Cola de Vaca en el Emirates Stadium (2)

Aquí está la segunda entrega de mi experiencia en el Arsenal-Everton. Nos habíamos quedado en mi llegada, algo más de 2 horas antes del partido, al Emirates Stadium. En apenas 10 minutos llegué caminando desde Highbury. Y en ese lateral, que no era el principal, se encuentra una de las dos boutiques oficiales, sobre la cual está un bloque de viviendas que se encuentran apenas a unos metros del estadio, formando parte de algún modo del complejo deportivo. De todos los artículo que había en la tienda, me compré una bufanda que me acompañó durante el encuentro.
Según atravesé una especie de puente, tras pasar bajo las viviendas, pensé dos cosas:
1) ¿cuánto costaría un piso de esos que rodeaban el estadio?
2) seguro que el apasionado gunner Nick Hornby se ha comprado uno.

Entonces divisé el campo, con un escudo enorme en la fachada y un aspecto moderno que impacta, acostumbrado a la mayoría de estadios del mundo, especialmente los británicos. En el adelanto de esta vivencia, ya subí la foto que me hice enfrente, y ahora la cuelgo sin mi presencia impidiendo verlo al completo.
Tenía que encontrar la taquilla principal para recoger las entradas (allí tickets): unas entradas que no resultaron nada fáciles y que tienen su propia historia, pero eso me lo guardo para mí que no es cuestión de aburriros. Aquella taquilla estaba en el lado opuesto, por lo que tuve que rodear toda la instalación y comprobé que dos horas antes del inicio ya había bastantes aficionados. En esa otra fachada principal, dos cañones (gunners = cañoneros, por si alguien no lo sabía) presidían la antesala de la boutique principal, la cual se mantenía llenísima la hora y media previa al choque. ¿Cómo pueden salir los ingleses con 2-3 bolsas de media con esos precios? En la larga espera hasta poder retirar los tickets y entrar al Emirates, seguí las tradiciones. Primero, como relata Hornby en 'Fiebre en las gradas' (¡qué bien haber releído la novela para reconocer calles y hábitos!), compré el programa de mano oficial (un especial por ser el último de la temporada). Y después, además de pasarme por la boutique principal, que era algo más grande que la otra, compré un Hot dog+chips. A esas horas (12:15h aprox), a mí no me entraba ni el famoso fish&chips ni una hamburguesa. Ellos comen mucho, de todo, y antes, durante y después del partido.
Hacia las 12:45h retiré los tickets y poco después ya ocupaba un precioso asiento en una zona media en cuanto a altura de uno de los córners del estadio. Un sitio privilegiado. Desde allí, vi el calentamiento así como comprobé como se iban llenado las gradas, incluido un rincón numeroso de aficionados visitantes en la esquina opuesta a la mía. Dentro del estadio, ¡cómo no!, me encuentro nada más subir las escaleras con una casa de apuestas con todo tipo de apuestas (valga la redundancia) relacionadas con el partido. Haced cálculos: entrada o abono + comida antes, durante y después + boutique + apuestas.
El ambiente fue de lujo durante los 90 minutos: no se jugaban nada pero los cánticos no cesaban. Además, todos tienen camisetas, hasta los seguidores de la tercera edad, lo que propicia un colorido en los alrededores y en las gradas impresionante. Esto fue la cara. No obstante, cuando preparé el viaje, pensé que el choque era el idoneo: Cesc Vs Arteta, y tal vez el Arsenal se proclamaría campeón. Meses después, el campeonato se había quedado en imposible y los dos españoles no jugaron. El primero me avisó de esa posibilidad al acabar el choque anterior, pero me quedaba la duda. Al final, casi ninguno de los titulares: en la foto del banquillo se ve a Hleb, Fabregas, Flamini o Almunia, entre los no convocados. Fue el lado negativo de la experiencia. El partido no pasó la historia por su juego y no pude ver en acción al centro del campo que tanto me ha hecho disfrutar en la primera mitad de la temporada. Aún así, me quedo con muchos detalles: la presentación del once titular en el marcador, alguna carrera de Walcott, la despedida de Lehman (ovacionado mientras saludaba en solitario desde el círculo central) y los cánticos. Ah, se me olvidaba, y el aficionado inglés que tenía detrás, que con un 'estilo español' no paraba de quejarse. Su mejor grito: Who fucking is in the middle! (con un acento puramente británico con el que me partí de risa).


video
Al menos, hubo un bonito gol de Bendtner (justo en la portería donde estaba) y el Arsenal ganó. Asimismo, por ser el último choque en casa de la temporada, la plantilla y el cuerpo técnico dio la vuelta al campo con el estadio aún lleno y acompañado de vítores (a Wenger lo tienen en un altar). ¡Qué mentalidad tan diferente! Sin ganar nada, los aficionados agradecen el juego y el rendimiento de un equipo joven que dará muchas alegrías. Lo ven como proyectos a medio-largo plazo. La experiencia tocaba a su fin, con la satisfacción de haber visto, por fin, un partido de mi Arsenal y con la pena de que tardaré en repetirlo. En las afueras ya del recinto, al llegar a Holloway Road, volví a acordarme de 'Fiebre en las Gradas'.

video

Sólo me falta contaros el detalle de las camisetas. Allí, como dije, todos las llevan, sin importar la edad ni el sexo. Y, al margen de las normales (oficiales con nombre y número), la originalidad es una costumbre. Cuento algunas. Había una con el 6 del Everton, rodeada con estas palabras: "There's nobody better than Arteta". Otra del Arsenal era 'Gunner' arriba, un 4 y 'Forever' debajo (Gunner forever, vamos). Otra del 4 del Arsenal que ponía 'Simply the Cesc', emulando a la canción "Simply the best". Y así otras cuantas más.... Espero haberos acercado mis sensaciones de 2-3 horas inolvidables. Algunos detalles, por olvido al escribirlo o falta de espacio, se quedan en mi retina y mi memoria.


Videos y fotos: La Cola de Vaca

--HISTORIA COMPLETA AQUÍ

17 comentarios:

Fútbol de Primera dijo...

No sabes la sana envidia que me generas, Pablo!

Espero estar alguna vez en UK para poder sentir de cerca toda esa pasión que relatas.

Por cierto... Digamos que les sale un poco caro a los ingleses ir a ver un partido con todos esos gastos que tienen, no?

Saludos!

Eduardo Fernández - Abascal dijo...

qué envidia¡¡ pero que pena no poder ver a Cesc y compañía. No obstante, por sacarle el lado positivo, así tienes excusa perfecta para volver...

diego dijo...

Tu eres muy chulo chuleandonos con que: yo he ido al Emirates y ustedes no... ejejej que es broma me encanta ese estadio ojala pudiera ir
un saludo crack

Chus dijo...

Ahhh estaba esperando la segunda entrega, la verdad es que tiene que haber sido una experiencia inolvidable.
Saludos

Pablo G. dijo...

@futbol de primera
Todos habréis vivido o viviréis experiencias similares. Yo lo quería hacer desde hace tiempo y he tardado más de lo que quisiera. Y sí, sale carísimo. Saludos

@eduardo fernandez-abascal
Exacto, hay excusa, y es que como hay que programarlo con mucho tiempo uno no puede saber en que circunstancias lo verá. Saludos

@diego
Todos podemos contar experiencias que den envidia sana pero que a la vez ayuden a que otros conozcan cosas que de momento no han podido vivir. Esa era mi intención y te he entendido que era broma. Saludos

@chus
He tardado bastante en subirla pero más vale tarde que nunca. Saludos

www.checheche.net dijo...

Sí, sí, muy bonito todo... pero tener cerca al vendeburras de Wenger no puede ser bueno para la salud :P:P:P:P

Little

Alejandro dijo...

No sabes la envidia que corre por mis venas al ver que has ido al estadio del segundo equipo que mas sigo.

Un abrazo

Marta dijo...

Qué envidia me das Pablo, veo que te va igual de bien y aunque supongo que ya no te acordarás de mi me alegro mucho de tu viaje por el país anglosajón que mas me gusta.
Una pena que no saliera Cesc al campo pero la eurocopa esta cerca...
Un saludo desde Jaén :)

Pablo G. dijo...

@checheche
Ay, que manía le tienes a Arsene. Saludos

@alejandro
Algún día tendrás la oportunidad de ir. Saludos

@marta
Claro que me acuerdo: OTH, Fabregas, etc. A ver si 'explota' con la Selección en la Eurocopa. Saludos y que te vaya todo bien por el sur

No, gracia a vo´ dijo...

Que suerte tienen algunos jaja!

Me ha gustado el relato pablo! Era necesario que compratas tu experiencia con los demás!

Lástima lo de Cesc y Arteta!

Saludos

Migue

Arraigoo dijo...

La verdad es que generas envidia pero de la sana, es verdad pero bueno algún día intentaremos visitar estos sitiosn geniales.
Impresionante el ambiente y el rollo de los banquillos metidos en las gradas, con todo el respeto de la afición por los jugadores y los entrenadores, se respira buen ambiente, jeje.
un saludo
www.tocaladecara.blogspot.com - Vota el mejor estadio y en breves test sobre vuestras previsiones para la Eurocopa, participa!

Enamorado Del Fútbol dijo...

Joder que suerte!!!! lo que daría yo por estar en ese estadio!

Un saludo
pásate por EDF
www.enamoradodelfutbol.blogspot.com

Pablo G. dijo...

@no, gracia a vo'
Me apetecía compartirlo con todos vosotros que os pasáis por aquí a menudo. Saludos

arraigoo
Allí hay mucho respeto hacia el propio equipo pero también a los jugadores y seguidores rivales. Saludos

@enamorado del futbol
Algún día te tocará esa suerte. Saludos

Álvaro dijo...

Das envidia,por lo que se ve te gustó,la afición inglesa es de las mejores del mundo y eso se hace notar en el estadio.

Saludos

Pablo G. dijo...

@alvaro
Convierten cada partido en algo especial. Saludos

Deportivista dijo...

todo eso me parece precioso.
saludos

Pablo G. dijo...

@deportivista
Lo es. Saludos