15 noviembre 2007

El Pichón quiere volver a volar

Como ya he contado en este blog, Juanele fue en su momento uno de mis jugadores preferidos. El fútbol, en gran parte por culpa del propio protagonista, no le devolvió todo lo que su talento merecía. Pasados sus años de esplendor y tras una época desaparecido, el otro día navegando por la red, me llevé una gran alegría.

Fue al leer que el ex delantero internacional comenzó hace semanas a entrenar con el Roces, un equipo de la Primera Regional asturiana, en concreto el club de su barrio natal. Juanele quiere volver a sentirse futbolista y su debut ante el Manuel Rubio causó una gran expectación. No le importó pasar de vestir la camiseta de la Selección a realizar el saque de centro en un campo de tierra, La Tejerona. Es una vuelta a sus orígenes para ir cogiendo la forma, pero sus objetivos apuntan más alto.
Con el 9 a la espalda y las botas con las que ganó una Copa del Rey, demostró tener una condición física muy aceptable, dados sus 36 años. La persona que ha propiciado su llegada al Roces es Víctor Holguera, que según informaban los distintos periódicos asturianos hace días, es el mismo que lo descubrió en un parque de Roces (barrio muy cercano a Mareo) con sólo nueve años y se lo llevó al Veriña. El primer encuentro se saldó con un empate, gracias a una falta lanzada por Juanele y rematada por un compañero.


El delantero rojiblanco, según informaban los periódicos del Principado, contrató los servicios del representante holandés John Udofia, con el que contactó a través de internet. Inmediatamente, el agente, tras una breve conversación telefónica, le remitió el contrato para que lo devolviese firmado. Udofia trabaja con relativa frecuencia, además de con el mercado holandés, con equipos de Estados Unidos y Nueva Zelanda. Juanele estaría encantado con la posibilidad de ir a jugar a uno de estos países y aceptaría entrenar a prueba durante unos días pagándose él mismo el viaje.

A sus 36 años, el ‘Pichón de Roces’ pretende disfrutar nuevamente con el deporte rey. Otra alternativa es la de sacarse el título de entrenador nacional como ex futbolista de élite. Mucha suerte.
Fuentes y foto: La Nueva España, El Comercio

2 comentarios:

Fernando dijo...

Me gusta este tipo de artículos en los que se habla de un deportista importante o simplemente de una persona. La vida de gente que ha hecho algo siempre es interesante.

Juanele ha sido un gran jugador y una de las perlas de la cantera sportinguista.

Un par de veces lo ví en Tenerife y parecía una buena persona. Yo también le deseo toda la suerte en lo que haga, sea seguir jugando ahora o como entrenador luego. Mucha suerte al Pichón.

Aprovecho para ver si me aclaras una duda ¿de dónde viene lo de Pichón?

Saludos

Pablo G. dijo...

@fernando
Gracias por tus palabras y lamento no saber contestar a tu pregunta, es un apelativo cariñoso pero sólo quien se lo puso sabrá los motivos (si los hay). Saludos