19 enero 2017

El Decálogo de Rubi (como entrenador del Sporting)

Rubi, presentado ayer como nuevo entrenador del Sporting, dejó entrever las líneas maestras por las que quiere que transcurra el equipo rojiblanco.  Este es su decálogo.


-Hay tiempo para revertir la situación.

-Hay talento y un buen grupo humano en la plantilla actual. Por eso está más preocupado en sacar más rendimiento a los jugadores con los que ya cuenta que en pensar en posibles fichajes.

-Quiere un equipo organizado, con orden. Ante el Betis, pese a los pocos entrenamientos que podrá realizar, dice que espera que se puedan ver ya cuatro cosas a nivel de organización defensiva. 

-Quiere que su Sporting sea, a la vez, descarado; que tenga ambición de ganar ante cualquier rival. Dice que no le asusta jugar contra nadie: "Voy a preparar el partido para ganarlo sea quien sea, porque no podemos tirar ningún punto".

-El objetivo es recortar puntos con el equipo, sea cual sea, que esté por encima en la tabla.

-Que su equipo sepa a qué juega, aunque con flexibilidad en modelos futbolísticos: trabajar juego directo y elaborado, defensa atrás y presión alta... "Sí solo juegas al contraataque, por decirte algo, creo que no es suficiente", dijo en su presentación.

-Obtener pronto un buen resultado que genere confianza. Cree que la llegada de su cuerpo técnico supondrá un chute anímico y hablará con el coach antes de decidir si sigue contando con sus servicios.

-Adaptarse él a las fortalezas del equipo, no que el equipo se adapte a él.

-Mucho trabajo. Exigirá mucho a sus jugadores, que luego obtendrán su recompensa en el campo.

-El apoyo de la afición será básico. Está convencido de que El Molinón, que Rubi ha sufrido -dijo- como rival, dará puntos.

No hay comentarios: