11 agosto 2010

Ricardo Carvalho y mi única conversación con Jorge Mendes

En julio de 2004 el nombre de Ricardo Carvalho estaba de moda. Acababa de firmar una grandísima temporada en el Oporto y los clubes grandes llamaron a su puerta. Las dos entidades que pujaron más fuerte fueron el Chelsea y el Real Madrid. El conjunto londinense finalmente se llevó el gato al agua porque prácticamente llegó a los 20 millones de libras que pedía el Oporto, mientras que la mejor oferta madridista parece que se quedó en los 7 millones de libras.
Ese mes de julio de 2004, como el defensa sonaba muchísimo para el Real Madrid, me propuse localizar al agente de Carvalho, un tal Jorge Mendes, quién ya entonces tenía mucho peso y nombre en el fútbol, sobre todo en el luso. El primer paso fue intentar conseguir uno de los diversos números de teléfono móvil del representante (no los debía mantener por mucho tiempo, ni supongo que lo haga actualmente). Si mal no recuerdo, creo que me llevó un par de días conseguirlo. Entonces, tocaba el segundo paso: que descolgara el teléfono y quisiera contarme algo. Durante 15-20 días, Mendes estaba siempre comunicando. Yo no me lo creía: decenas de llamadas diarias a distintas horas y siempre comunicando. Era un hombre pegado a un móvil. Con el entorno del agente sí logré hablar, pero ninguno de sus colaboradores soltaba prenda del asunto, todos me remitían al (ilocalizable) jefe. Llegué a pensar que aquel número era falso o una trampa para mantener ocupado a los periodistas insistentes.
En estas circunstancias, una mañana de finales de julio de ese 2004 (posiblemente el día 27), probé una sola vez a llamar, sin mucha esperanza, a aquel número de móvil portugués de tantas cifras que yo ya me sabía de memoria de tantas veces que lo había marcado. Y sorpresa: Jorge Mendes lo descolgó y mantuvimos un diálogo que no llegó al minuto pero que fue totalmente valioso. Mi memoria almacena esta aproximación de aquel diálogo que mantuvimos.
-Jorge Mendes: Diga.
-Yo: Hola, ¿Jorge Mendes?
-JM: Sí, soy yo. ¿Quién es?
-Yo: Buenos días, soy Pablo G, periodista español de.....
-JM: Estoy reunido, no puedo atenderte.
-Yo: ¿Podrías decirme solamente cómo están las negociaciones con el Real Madrid por Ricardo Carvalho?
-JM: Con el Real es imposible. Ahora mismo estamos firmando por el Chelsea.
-Yo: ¿Ricardo Carvalho ya es futbolista del Chelsea? ¿Por cuánto?
-JM: Sí, ahora mismo está firmando. Las cifras las podréis ver en el comunicado del Chelsea.
-Yo: ¿Puedo citarte como fuente para publicar esta confirmación?
-JM: No hay problema. Tengo que colgar.
-Yo: Gracias Jorge. Saludos.
Así fue mi única conversación con el ilocalizable Jorge Mendes, con quien nunca más traté de hablar. Supongo que aquel número que guardo en mi agenda ya no le pertenece. Aquella exclusiva, puesto que el comunicado del Chelsea y las informaciones de otros medios se produjeron unas horas más tarde, la rememoro -en mis vacaciones- 6 años después debido al fichaje de Carvalho por el Real Madrid y con el mismo agente como protagonista.

3 comentarios:

Juan Al dijo...

jijiji ¿tienes localizado el teléfono desde el que marcaste?... porque podrías hasta traspasarlo al Real Madrid :P:P:P:P

Chus dijo...

Es simpática la conversación, sobre todo después de la odisea que pasaste hasta lograr hablar con él. Pero bueno, hubo recompensa...

Saludos.

Pablo G. dijo...

@Juan Al
Jejejeje

@Chus
Así la recuerdo.Saludos