31 enero 2009

Artículo: La lavadora de Diego Armando Maradona

Siempre me ha gustado proponerme retos y creo que nunca he contado en este blog una anécdota sobre uno que me puse en 2005. Quería conseguir entrevistar a Diego Armando Maradona, quién meses atrás se había sometido a una operación de reducción de estómago. Tras un tiempo de decadencia, el ex futbolista argentino parecía que comenzaba a ir hacia arriba en lo personal, especialmente en cuanto a su salud.

El primer paso era intentar localizarlo. El segundo, aún más difícil, convencerlo de que me concediera la entrevista. Me costó poco contactar con una de sus manos derechas pero esa persona me dijo que Maradona le había apartado de su vida meses atrás (en su etapa decadente), tal vez porque le decía lo que el ex jugador no quería oír aunque le hubiese ido mejor escuchando esos consejos.

Tuve que pensar en un plan B, así que conseguí el teléfono de donde estaba Diego alojado, una especie de bungalow de un centro de salud en Cuba. Durantes tres o cuatro días, todas mis llamadas eran contestadas por el mayordomo-cocinero, quién con su acento cubano me ponía mil excusas (está jugando al golf, está dormido, está en la ducha, ...) hasta que con un contundente NO respondió a una pregunta directa que le hice:
-Para ahorrarnos molestias, tiempo y excusas, llame a la hora que yo llame, usted nunca me va a pasar a Diego, ¿verdad?

Tocaba poner en marcha un plan C. Conseguí el número del teléfono móvil del que era su nueva mano derecha; desconozco si este ex futbolista, del que no desvelaré su nombre, le sigue llevando sus asuntos, pero por el bien de Maradona no debería. Después de que yo le expusiera mi objetivo, él me pregunta la cantidad de dinero que ofrezco. Yo le preciso que ni yo ni mi empresa pagamos por una entrevista.

Sin tiempo para asimilar mi decepción por no conseguir mi reto, él me insiste que hay otra fórmula. Entonces sucede la anécdota que quiero relataros y que me deja sorprendido. Su mano derecha me dice que si no quiero dar plata, también puedo enviarles ¡lavadoras y otros electrodomésticos! a Cuba. Yo le repito que no ofrezco nada y ahí se queda el asunto. Meses después, en una visita de un Maradona muy recuperado a España, hice el último intento. Después de no poder acercarme a su séquito en un restaurante argentino cercano al Bernabeu (por cierto, con decenas de personas esperándole fuera), logré conversar con ese ex futbolista que le llevaba los asuntos en el hotel donde se alojaban. Intenté convencerle de que me ayudase a hacerle una pequeña entrevista pero el requisito del dinero o los electrodomésticos era igualmente necesario también para una charla cara a cara.

Maradona fue un futbolista brillante, posiblemente no tan grandioso como le quieren mitificar, pero fuera del césped dejó mucho que desear (en parte por las personas que han ido formando su entorno). Espero que le vaya bien como seleccionador aunque creo que ocupa ese cargo únicamente por su nombre. Como aficionado, he separado las facetas deportista-persona: conservo una camiseta suya del Sevilla que me dedicó personalmente, así como recuerdos en mi mente de sus maravillas con un balón. Como periodista, podría decir que he estado 'a unas lavadoras' de poder entrevistarlo.

29 enero 2009

Diario de un sportinguista en el 'exilio': Sporting-Athletic (vuelta cuartos - Copa)

Lectura positiva:
1) El equipo tuvo actitud.
2) Fue superior en tres de las cuatro partes de la eliminatoria.
3) Parece ser que le pitaron un penalti en contra que no fue en la ida y no se señalaron dos a favor en la vuelta (uno más claro que otro).
4) Se hizo una Copa del Rey meritoria y ahora el equipo podrá centrarse en el verdadero objetivo (la permanencia).
5) Y la afición (yo retiraría la camiseta número 12 en su honor, porque pese al 5-1 en Getafe ayer fue fiel antes, durante y después del partido).
Lectura negativa (constructiva):
1) No se pueden conceder tantas ocasiones (el segundo gol llega por un saque de portería precipitado y erróneo de Sergio con el Athletic volcado, que facilitó la pérdida de Diego Castro creo, y después una vez más remató un rival sólo en el área). Hay que resolver de una vez la sangría de goles en contra porque eso sólo permite ganar cuando ofensivamente se haga un súper partido.
2) Hay que saber manejar un partido con marcador favorable, sobretodo en casa, y no volverse loco con el resultado en contra.
3) No se puede jugar más con el corazón que con la cabeza, especialmente teniendo tantas limitaciones como tiene este equipo. Ayer la segunda mitad fue una impotencia absoluta consecuencia de una falta de ideas preocupante.
4) Tanto dominio y tanta llegada (en la ida y en la primera media hora de ayer) no pude traducirse en tan poco (un único gol).
5) No se puede volver a cometer el error táctico de dejar un sólo mediocentro porque Carmelo en las segundas partes está fundido, por lo que se provoca un vacío que descompensa la actitud heroica de tener dos delanteros y tres mediapuntas en césped.
6) Cada vez tengo más claro que la segunda vuelta será dura y que se necesitan 4-5 refuerzos para la próxima temporada (no mencionaré mis candidatos ni los puestos, aunque esto último está clarísimo).
Pd. Mi noche de ayer fue para olvidar. Por trabajo, me perdí la primera media hora (lo mejor vamos). Vi el resto de mala manera ya que, al llegar tan tarde, el famoso Bar Nalón estaba repleto y tuve que situarme en una pequeña esquina de otro local cercano que estaba casi tan lleno como el primero. Y después de irme en el minuto 87 con un cabreo considerable, por motivos que no vienen al caso tardé una hora y media en volver a mi casa (un trayecto que no debería sobrepasar los 30 minutos). Lo dicho, para olvidar. A pensar en el Sevilla.

26 enero 2009

Diario de un spontiguista en el 'exilio': Getafe-Sporting

Fui al Coliseum de Getafe con bastante ilusión. Cuando uno lleva más de una década alejado de su tierra y siguiendo a su equipo desde el 'exilio', estar rodeado de 2.000 asturianos se agradece muchísimo. Por eso, pese al frío helador que había y pese a que el once titular no me convencía, los primeros minutos los disfruté como un niño dentro de la 'Mareona'. Hasta que llegó el doble jarro de agua fría en un minuto (el primero es de chiste, con doble culpa para Jorge y Lafuente; si hubiese sido Sergio, algunos no lo dejan volver a Gijón). Se me quedó la cara de tonto. Cuando en junio hagan la lista de los goles idiotas de la temporada, ¿se colará alguno que no sea contra el Sporting?

Ya han pasado horas, se me ha ido el cabreo, así que voy a intentar hacer una lectura positiva: saliendo todo mal, especialmente en la faceta defensiva, se llegó al descanso 2-1 y en el primer minuto de la reanudación Barral tuvo un mano a mano para hacer el 2-2 que hubiese cambiado el partido. Hubo tres momentos claves: los dos goles encajados en un minuto, la oportunidad que acabo de mencionar de Barral y el doble cambio que hace Preciado que deja sólo a Matabuena en el centro porque Carmelo no baja a ayudar (se aprovechó el Getafe en transiciones rápidas con todo el espacio libre del mundo); cuando salió Lora a arreglar el problema, ya era tarde.

Conclusiones que saco del partido: 1) con la pareja Matabuena-Camacho en el doble pivote no hay apenas salida de balón; 2) el primer punto deja a Carmelo y Barral aislados; 3) con Pedro y Kike Mateo en las bandas no hay profundidad; 4) siendo blandos defensivamente, encimando a destiempo y teniendo fallos de colocación conviertes a Uche en Weah, a Casquero en Laudrup y a Soldado en Hugo Sánchez; 5) si sólo Barral (y Lora en lo poco que jugó) le pone sangre, mal asunto (es indignante que todos los futbolistas parezcan apáticos cuando hay 2.000 sportinguistas que se han pegado un viaje de 5 horas de ida y otras tantas de vuelta); 6) con 3-1 no se puede hacer un doble cambio que consiste en ir a lo loco con 4 hombres de ataque y sólo Matabuena conteniendo el centro del campo porque la lógica dice que saldrás goleado; 7) si este es el precio de seguir en la Copa, quiero caer eliminado porque los de abajo de la Liga ya empiezan a apretar.

Ahora toca olvidar así como confiar en ver al Sporting de Bilbao y no al de las últimas cinco salidas salvo esa. Habrá días que salga todo y otros nada, pero lo mínimo exigible, y más cuando la Mareona hace esos esfuerzos en los viajes, es dejarlo todo en el césped. Por cierto, al final del partido al menos saludaron desde el centro del campo aunque sólo Cámara y Neru se acercaron al fondo sportinguista. Pese al frío o el bochorno pasado, ahora más que nunca Sporting de Gijón.

video
Pd. En la segunda parte se me quitaron las ganas de hacer fotos y videos pero aquí tenéis una pequeña muestra de la Mareona en Getafe.

-Getafe: Jacobo; Cortés, "Cata" Díaz, Mario (Ibrahim, min.71) Licht; Granero, Polanski, Casquero (Celestini, min. 83), Gavilán; Manu (Soldado, min. 12) y Uche.
-Sporting de Gijón: Lafuente; Sastre, Jorge, Neru, Canella; Camacho (Maldonado, min.65) Matabuena; Pedro (Bilic, min.65), Carmelo (Lora, min. 70), Kike Mateo; Barral.
-Goles: 1-0, min. 15: Soldado. 2-0, min. 16: Granero. 2-1, min. 45: Barral. 3-1, min. 56: Soldado. 4-1, min. 69: Uche. 5-1, min. 70: Soldado (p.)

24 enero 2009

Pacheta y los directores deportivos

"En el Numancia tenemos que arriesgar más que nadie y equivocarnos mucho menos. No puedes equivocarte porque no vas a tener recambio para ese error. Debes arriesgar más porque no puedes esperar a junio para fichar a un jugador porque tendrá ofertas de otros y tienes que ficharlo en febrero, cuando no sabes si va a romper o no, porque si rompe ya no puedes competir con los otros interesados"

Esta es una reflexión de Pacheta, director deportivo del Numancia, al final de una entrevista que le hice ayer mientras él viajaba en AVE hacia Barcelona para asistir al partido de hoy. La utilizo en este post para ensalzar la labor de los directores deportivos de los clubes más modestos, que hacen en muchas ocasiones milagros.

Se ha elogiado mucho el trabajo de Monchi en el Sevilla. Yo soy el primero que lo aplaude, pero no sólo a él sino más bien a todo su equipo de colaboradores. Pero también soy de la opinión que tiene muchísimo más mérito ser director deportivo en conjuntos con presupuesto muy limitado, de ahí que me sirva la reflexión de Pacheta.

Desconozco el gasto y el trabajo en equipos como el Recreativo o el Málaga, cuya temporada está siendo digna de alabar, pero sí conozco más de cerca el caso de otros que quiero destacar. El Numancia, el único equipo que por ahora le ha ganado al poderoso Barcelona, tiene límite salarial y la suma de los sueldos de toda su plantilla no excede de los 5-5'5 millones de euros (menos que el salario de bastantes estrellas a nivel individual). Y de igual mérito es el Sporting, que posiblemente con uno de los tres presupuestos más bajos, lleva temporadas haciendo plantillas muy dignas gastándose 0 euros en traspasos. Con mi admirado Emilio de Dios a la cabeza, esta temporada ha sido igual.

Conclusión: si hacemos una clasificación basada en la ecuación presupuesto-gastos-rendimiento, estos equipos serían los que ocuparían los cuatro puestos de Liga de Campeones.

23 enero 2009

Diario de un sportinguista en el 'exilio': Athletic-Sporting (ida cuartos-Copa)

Ayer me encantó el Sporting, especialmente en la primera mitad, en la que disfruté prácticamente con la boca abierta. Conocimos el sabor del empate. Únicamente faltó efectividad rematadora en el aspecto ofensivo y sobró el penalti que se inventó el árbitro. Como suele pasar, las penas máximas que no son se fallan. Y si el equipo gijonés borró del campo (en su estadio) al Athletic, que llegaba tras mes y medio a alto nivel, es porque los jugadores sportinguistas recuperaron esa intensidad que les faltó en las últimas salidas. Por esto y por el planteamiento, habrá que apuntarle un tanto a Preciado.
Cuando el once del Sporting añade esa intensidad al descaro y a cierta seguridad defensiva (Sergio ayer estuvo bastante bien en la portería), este equipo es una delicia. Camacho es soberbio aportando equilibrio, Lora demostró que habrá que tenerle en cuenta y Jose Ángel confirmó una vez más que han surgido casi a la vez de Mareo dos talentos en el lateral zurdo. Asimismo, Barral está demostrando que es el delantero más en forma, Omar hoy por hoy debería estar por delante de Maldonado, también sería positivo recuperar la mejor versión de Kike Mateo para la segunda vuelta y Diego Castro no debe ser siempre tan individualista, sobre todo en posiciones menos ofensivas.
La pena fue no rubricar el excelente partido con goles porque el 0-0 es un resultado bueno pero también trampa para la vuelta. El Molinón será una fiesta el próximo miércoles. Pero antes llega la Liga, nuestra prioridad, con un compromiso complicado ante un Getafe que no quiere encajar su quinta derrota consecutiva. Tengo ganas de este encuentro, porque viviré el mismo inmerso en la famosa Mareona.
-Athletic Club: Iraizoz; Iraola, Ocio, Amorebieta, Koikili; Susaeta (Etxeberria, min.58), Orbaiz, Javi Martínez (Gurpegui, min.76), Gabilondo (David López, min.46); Ion Vélez y Llorente.
-Sporting de Gijón: Sergio Sánchez; Sastre, Neru, Iván Hernández, José Angel; Diego Camacho, Michel; Omar (Pedro, min.77), Lora (Kike Mateo, min.69), Diego Castro (Raúl Cámara, min.86); y Barral.

20 enero 2009

El Notts County y los colores de la Vecchia Signora

Todos conocemos ese dicho que asegura que en la vida se puede cambiar de todo menos de colores futbolísticos. Pues hay excepciones, pocas posiblemente, aunque algunas no significaron para esos aficionados animar a otro equipo. Y es que los que seguían a la Juventus de Turín en sus primeros años de historia, cuando entonces no era tan ‘Vecchia’ la ‘Signora’, tuvieron que acostumbrarse a ver al equipo con otra camiseta.

La casaca original de la Juve era rosa, lo que significaba la burla de los jugadores o hinchas rivales y algo que provocó que los dirigentes del conjunto turinés se decidieran a cambiar ese tono por el rojo. Tal y como cuenta Enric González en el interesantísimo libro “Historias del calcio” (os lo recomiendo), los mandatarios se aprovecharon de la amistad con John Savage, un inglés residente en Turín, que según algunas versiones era un industrial textil simpatizante de la Juventus y que según Enric González era delantero del Nottingham Forest, para pedirle las nuevas camisetas. Savage se lo encargó a su vez a un comerciante de Nottingham, quién, no se sabe si por descuido involuntario o debido a una estrategia de negocios, les remitió a los dirigentes italianos otras camisetas de las que parece ser no lograba deshacerse. Se trataba de la equitación blanquinegra del segundo equipo de la ciudad inglesa, el Notts County, conjunto que actualmente está situado en la mitad de la tabla de la League 2.
En aquella época, no había ni tanto dinero ni tanta facilidad para hacer envíos, por lo que la ‘Vecchia Signora’ tuvo que aceptar su nueva vestimenta y los aficionados acostumbrarse a los nuevos tonos, sin cambiar de bando. Así se gestaron los colores de uno de los equipos más poderosos del planeta. Supongo que muchos conocéis la historia, pero no está de más recordarla de vez en cuando.
Fotos: Google

19 enero 2009

Diario de un sportinguista en el 'exilio': Recreativo-Sporting

No me extraña que el Sporting nunca empate. Tiene dos versiones y nunca se dan ambas en el mismo partido. La cara es esa en la que juega muy bien, tiene muchísimas ocasiones, perdona unas cuantas y al conceder algún regalo gana pero sufriendo más de la cuenta. Y la cruz, la de ayer, consiste en un equipo nulo en ataque, que apenas llega al área rival, que no reacciona en ningún momento y que como siempre regala algo al rival, pues acaba perdiendo. La diferencia de goles depende del nivel del contrario y de la cantidad de concesiones.
Ayer, al Recreativo le bastó no hacer nada del otro mundo para ganar 2-0. El primero fue un autogol de Jorge (que se produjera tan pronto fue para mí la clave), el segundo llegó de un pase desde Gibraltar (lejanísimo vaya) que sorprende (no entiendo cómo) a Gerard y que con un medio mal control-medio remate flojísimo de Adrián (ese que no servía ni para el Marino de mi pueblo) entra mansamente por el centro de la portería porque Sergio no sé adónde había ido.
Como suponéis, estoy bastante cabreado. Por la imagen de ayer, por la dinámica en la que se ha entrado como visitantes (cuatro derrotas consecutivas con mal juego), porque el de ayer es un rival directo, y porque esos puntos eran importantes antes de que regrese el Tourmalet del calendario. Y para colmo, ahora dos visitas: el jueves en la Copa en nuestro infierno de San Mamés (¿verán mis ojos algún resultado positivo en ese campo?) y el domingo ante un Getafe que según he escuchado suma cuatro derrotas consecutivas. Espero que el torneo copero no pase factura ni física ni mentalmente (ayer no creo que influyera aunque sería menos preocupante pensar que los jugadores estaban pensando en los cuartos en lugar de achacarlo a su incapacidad).
El Sporting necesita retomar la intensidad: si los once no salen al 120%, el equipo no es nada. Algunos jugadores necesitan un toque de atención, porque se pueden cometer errores, pero no la aparente apatía que invade ocasionalmente a unos. Y no estaría mal algo de capacidad de reacción (cambiar de la cruz a la cara) en un mismo partido. Es aburrido y negativo saber en el minuto 20 lo que pasará en los 70 restantes. Me detengo aquí, he escrito y me he desahogado más de lo que pretendía.
-Recreativo de Huelva: Riesgo; Morris, Iago Bouzón, Arzo, Casado; Barber; Sisi (Akalé, m.69), Javi Fuego (Sebastián Nayar, m.82), Camuñas, Aitor y Adrián Colunga (Marco Ruben, m.84).
-Sporting de Gijón: Sergio Sánchez; Cámara, Gerard, Jorge, Canella; Michel, Diego Camacho (Lora, m.46); L. Morán (Omar, m.46), Carmelo, Maldonado y Mate Bilic (David Barral, m.57).
-Goles: 0-1: M.6: Jorge (pp); 0-2: M.55: Adrián Colunga.

15 enero 2009

Diario de un sportinguista en el 'exilio': Valladolid-Sporting (vuelta octavos-Copa)

Hoy arrancaré por el final. Ayer cerca de las diez de la noche pegué un salto que ni Santillana y pese a mis problemas de garganta pegué un grito que alarmé a todo el vecindario. Y es que mi fe en pasar a cuartos estaba bajo mínimos. No pude ver el partido, ya he visto el resumen y leído crónicas, que confirman lo que sabía: este Sporting baja enteros sin determinados futbolistas en el césped y no sabe jugar a defender, por eso estaba claro que sufriríamos. Lo que fue un milagro es ese cabezazo de Jorge en el último suspiro. Es cierto que si se sufre luego se disfruta más, pero ya va siendo hora de no agonizar de los nervios en cada partido.
La primera parte me pilló trabajando, teniendo que mantenerme neutral en antena cuando un compañero relataba el tanto de Cannobio (en mi mente mi lado cagón me decía: "cuánto sufriremos, maldito gol del Valladolid en la ida"). Casi toda la segunda parte apenas pude seguirla hasta que puse la radio en el minuto 85 y maldije el 2-0 del que me enteré mientras caminaba hacia mi casa. Entré por la puerta en el minuto 89 y unos pocos segundos después se produjo la escena que abre este post. No me lo creía. Creo además que el juego rojiblanco fue bastante nulo.
Tenía claro antes del gol de Jorge que abriría este post diciendo que la eliminatoria se había perdido por el gol regalado a Cannobio en el minuto 90 de la ida. No obstante, el destino tenía deparada una justicia deportiva similar para el otro bando. Entonces, desconocía que no se había señalado un penalti sobre Carmelo. Hubiera cambiado las cosas antes. Pero el Sporting todo lo tiene que conseguir sufriendo. Y menuda alegría nos dio anoche. La prioridad es la Liga y de antemano no daba por demasiado malo caer eliminado, pero después de como se desarrolló la ida sí me iba a dar rabia decir adiós al torneo copero. Ahora a seguir soñando y esperar que esta noche nos descubra la identidad del rival. Yo tengo clara mi preferencia.
-Valladolid: Alberto; Marcos, Iñaki Bea, Luis Prieto, Óscar Sánchez; Aguirre, Borja (Ogbeche, min. 92), Álvaro, Escudero (Pedro León, min. 72); Canobbio (Nano, min. 85) y Goitom.
-Sporting: Sergio Sánchez, Cámara, Gerard, Jorge, José Ángel, Camacho, Lora (Michel, min. 73), Pedro (Barral, min. 78), Maldonado (Carmelo, min. 64), Omar y Bilic.
-Goles: 1-0: Min. 23, Canobbio. 2-0: Min. 76, Pedro León. 2-1: Min. 90, Jorge.
Foto: El Comercio

12 enero 2009

Diario de un sportinguista en el 'exilio': Sporting-Valladolid (Liga)

No pretendo aburriros demasiado porque en una semana tengo que escribir tres capítulos de este diario con los mismos protagonistas. Y de momento con idéntico final: triunfo sportinguista. Ayer comenzó el partido de la forma ideal para acabar con victoria del Sporting, es decir, con dominio del rival. Siempre que eso sucede, el equipo gijonés va cogiéndole el ritmo poco a poco, armando contras y golpeando más y mejor que el contrario.
El guión es similar al de hace unos días. Carmelo, con su clase y visión de juego, y Camacho, con su equilibrio, son las piezas claves. A ellos se les volvió a unir un Barral en racha y con mucha hambre. Y cuando el gaditano coge la buena racha, puede pasarse varias jornadas anotando sin parar. Hay que aprovecharlo. Pero hay más cosas positivas: a Canella, por ejemplo, no le han descentrado con tantos cantos de sirena. Asimismo, el descenso se sitúa a 9 puntos, algo que da una tranquilidad grande para la cuesta de febrero. Y un dato anecdótico y que en otras épocas hubiera disfrutado más: el Sporting ha superado al Oviedo en la clasificación histórica de la Liga.
Y cosas negativas. Se volvió a 'regalar' un gol, que llegó una vez más pese a las escasas ocasiones del Valladolid. En cambio, al Sporting le cuesta sentenciar, ya que su juego no obtiene en forma de goles todo el premio que se merece y eso conduce a resultados ajustados y a sufrimientos innecesarios e inmerecidos. Ahora, a afrontar la Copa sin presiones, aunque se sufrirá. Sería una lástima no pasar después del choque de ida, pero lo que importa es la Liga, donde el próximo domingo en Huelva se puede rubricar una gran primera vuelta que permita navegar por aguas tranquilas.
-Sporting: Sergio Sánchez, Sastre, Iván Hernández, Neru, Canella, Diego Camacho, Michel, Luis Morán (Maldonado m 72), Carmelo (Lora m 81), Diego Castro y Barral (Bilic m 64).
-Valladolid: Justo Villar, Luis Prieto, Iñaki Bea, García Calvo, Marcos, Álvaro Rubio, Canobbio (Goitón m 45), Vivar Dorado, Pedro León (Aguirre m 64), Victor (Óscar Sánchez m 37) y Sesma.
-Goles: 1-0 Carmelo (m 18), 2-0 Barral (m 35), 2-1 García Calvo (m 88)

09 enero 2009

Diario de un sportinguista en el 'exilio': Sporting-Valladolid (ida octavos-Copa)

Sólo hay una cosa negativa después de que tu equipo llegue con un 3-0 favorable al descanso tras un primer tiempo de ensueño. No haberlo visto. Así es, por motivos laborales, llegué a mi casa sólo a tiempo para ver en el intermedio las repeticiones de las mejores jugadas de los primeros 45 minutos. Pude disfrutar de los dos goles de Barral, el de Carmelo y lamentar no haber conseguido más, porque hubo ocasiones para lograr una manita en el primer tiempo. Manda narices, me trago las visitas a Málaga, Santander o Bilbao (de lo peor del año) y en cambio me pierdo la exhibición ante el Valladolid (lo veré en diferido pronto).
Ya lo llevo diciendo varias veces en este diario: Camacho y Carmelo son piezas fundamentales en este Sporting. Es cierto que el regreso de Matabuena, Neru y otros también influye, pero sobre todo de los dos que destaco. Por cierto, Sergio Sánchez estuvo muy bien (no sólo debe resaltarse cuando lo hace mal, ¿no?). La segunda parte fue diferente. El Sporting se relajó y este equipo sin intensidad no es tan competitivo, además de que sufre mucho defendiendo. El 3-0 era perfecto, pero el gol de Cannobio rematando solo en el área en el último minuto lo cambia de todo. Se pasa de que el Valladolid necesitara un 3-0 para forzar la prórroga a que le sirva un 2-0 para dejar fuera al Sporting. Si es que la alegría con el Sporting nunca puede ser completa.
Creo que se sufrirá en la vuelta. No obstante, insisto en que la prioridad debe ser la Liga y de los tres enfrentamientos consecutivos ante el Valladolid, el que más me interesa es el de este domingo. Necesitamos los tres puntos. El Valladolid será muy distinto al del miércoles. Ojalá el Sporting se aproxime al ciclón ofensivo de la Copa, en lugar de al equipo inofensivo de Málaga.

07 enero 2009

Artículo: El sueño del 'abuelo' del Real Unión

Sería una misión bastante difícil, pero bonita, tratar de encontrar en Irún a un anciano tan apasionado por el fútbol y con la memoria tan intacta que nos pueda relatar como si fuéramos sus nietos la grandeza del Real Unión, ese nombre que proviene de la fusión, tras los consejos del Rey Alfonso XIII, del Irún Sporting Club y del Racing Club de Irún.

Al ‘renacido’ Real Unión le sentó tan bien aquella decisión que vivió una década gloriosa en los años 20. Ese ‘abuelo’ podría emocionarnos con las historias que a su vez le contó su padre sobre aquellas dos Copas del Rey ganadas ambas al Real Madrid en 1918 y 1924 (y que se unían a la conseguida por el Racing de Irún en 1913). Con orgullo, casi con lágrimas en los ojos, podría describirnos su entrada de la mano de su padre al Stadium Gal en aquel encuentro disputado en septiembre de 1926 con el Barcelona como rival y que inauguraba el recinto.

Asimismo, se acordaría de sus amigos ya fallecidos con los que compartió la fiesta que se improvisó en las calles de Irún, en mayo de 1927, tras enterarse de que el equipo había conseguido su tercera Copa ganando en la prórroga al Arenas de Guetxo. Por si acaso desconocemos el dato, nos matizaría que en aquella época desgraciadamente no se podían ver los partidos o los goles por televisión, ni seguir por la radio.

Nuestro ‘abuelo’ maldice ahora haberse ilusionado entonces con la creación del Campeonato de Liga en 1928. Aunque recuerda con alegría que el equipo fue sexto dos años después, el nacimiento de ese torneo fue también el del declive del equipo, una vez que la billetera fue robándole a los sentimientos el lugar predominante como factor clave para el éxito. Por aquellos años, siendo un niño, soñaba con ser Garmendia o Luis Regueiro, aquellos jugadorazos a los que idolatraba y que abandonaron el club a base de talonario (el de entonces) con destino a la Real Sociedad y al Real Madrid. La falta de poder adquisitivo condujo al Real Unión a sucesivos descensos de categoría.

La memoria del anciano da un salto en el tiempo para contarnos orgulloso que no hace demasiado tiempo, antes de que se remozara el Stadium Gal, vistieron la camiseta de su equipo Jabo Irureta y López Ufarte, que acabaron triunfando en el que fue gran enemigo en los inicios de la fusionada entidad. Alrededor de 2002, el año del centenario, los médicos le sugirieron a ‘nuestro abuelo’ por el bien de su corazón no escuchar los partidos. Él ni se lo planteó, más si cabe en las tres ocasiones en las que se rozó el ascenso a Segunda División. Su corazón resistió para posibilitarle ver por televisión el gol de Eneko Romo en el minuto 93 en el Bernabeu. Esto no hace falta que nos lo cuente pero para él fue una forma aproximada de recrear con imágenes lo que debió ser aquel tanto de Echeveste en los instantes finales de la prórroga que supuso la tercera y última Copa.

Su avanzada edad no le permite acudir hoy con nosotros, sus nietos, al Stadium Gal. Afortunadamente, ahora está la televisión y los médicos saben que a su paciente le haría más daño perderse la eliminatoria ante el Betis que los nervios que le acompañarán en un ‘viaje deportivo’ de ida y vuelta. El estadio del Real Unión se sitúa a apenas 300 metros de la frontera hispano-francesa. En el fuero interno de ‘nuestro abuelo’, es más corta la distancia que separa la realidad de sus sueños. El sorpresón ante el Real Madrid le devolvió su fe en recuperar la grandeza de su equipo, al igual que yo he creído en la posibilidad de encontrar a un anciano (imaginario) que nos emocione con el glorioso pasado (y tal vez futuro) del Real Unión.

05 enero 2009

Diario de un sportinguista en el 'exilio': Málaga - Sporting

Procuraré no escribir mucho porque el partido de ayer no merece que perdáis demasiado tiempo en este post. Dicen las estadísticas que el Málaga y especialmente La Rosaleda no se le dan bien al Sporting. La memoria colectiva, esa que se construye a base de todos nuestros recuerdos de sensaciones pasadas, nos hacía presagiar lo que ocurrió. Ni el talismán de que Tejada dirigiera al equipo (Preciado estaba sancionado) pudo combatir la mala imagen que el Sporting suele ofrecer ante este rival y que, en parte, estuvo muy condicionada por las importantes ausencias. Carmelo y Camacho son piezas claves en el equipo sportinguista. El primero, hasta en su peor día como fue ante el Almería, se saca algo de la chistera; el segundo, aporta un equilibrio fundamental para un equipo al que le cuesta mantenerse en el término medio, de ahí que pueda finalizar la primera vuelta sin empatar.

El encuentro apenas tuvo historia. El Málaga hizo poco y el Sporting menos. La diferencia fue que los locales tuvieron algo de llegada, mientras que el ataque de los visitantes fue nulo. Me da rabia que los dos partidos que ha tenido Lora de titular no hayan ayudado a que desarrolle su potencial. Lo positivo, o lo negativo según se mire, es que sólo se decantó el marcador por otro error defensivo (¿cuántos van esta campaña?). El gol fue un regalo de Reyes adelantado: fallo de marcaje de la defensa en un córner y mala salida del portero. Sin ese obsequio, pese al gris partido, se hubiese conseguido un empate y cualquier punto es valioso. Ah, quiero destacar el gesto de La Rosaleda, que creo que gritó "Puxa Sporting" al finalizar los 90 minutos. Subimos juntos y ojalá se salven los dos.
Afortunadamente, el descenso sigue a 7 puntos, pero espero que dejemos de comenzar cada año con la pájara a cuestas para sacar 4 ó 6 puntos en los próximos tres encuentros (Valladolid, Recreativo y Getafe) porque para cuestas, no de la de enero, sino la que se encontrará el Sporting en febrero. Esta vez, confío en no subirla con 0 puntos como en la primera vuelta. A corto plazo, llega la Copa, también ante el Valladolid. Si viene una alegría, perfecto, pero que no sea a costa de sacrificar puntos en la Liga.

-Málaga CF: Goitia; Gámez, Weligton, Hélder Rosario, Nacho; Eliseu, Lolo, Apoño, Duda (Calleja, m.83), Adrián (Luque, m.87) y Baha (Miguel Angel, m.90).
-Sporting: Sergio Sánchez; Cámara, Gerard, Jorge, Canella; Pedro (Morán m.67), Maldonado (Barral, m.46), Lora, Diego Castro (Omar, m.67); Míchel y Bilic.
-Goles: 1-0, M.34: Lolo.
Foto: El Comercio

02 enero 2009

Mario Rosas: el preferido de Xavi Hernández, el ojito derecho de Johan Cruyff

En 1997, el entorno de La Masía estaba escandalizado con un centrocampista ofensivo, de físico menudo pero de una visión de juego y una clase bastante por encima del resto de canteranos culés. Aquella generación estaba repleta de nombres que han pasado en los años venideros por Primera División, aunque entonces nadie se hubiese creído que el ojito derecho de Johan Cruyff, ese talento del que no se paraba de hablar dentro de las paredes de la fábrica de estrellas blaugrana, apenas hubiera tenido minutos en la élite durante toda la década posterior a su gloriosa campaña 1997-98 con el filial, en la que marcó 19 goles.
Incluso hoy en día, transcurrido tanto tiempo, es casi inevitable mantener una charla con Xavi Hernández sobre sus años en La Masía y que no salga a relucir su nombre: "El bueno era Mario Rosas, era el mejor de mi generación. Junto a Iván De la Peña... No, rectifico, era mejor que Iván. Mario es el mejor futbolista que he visto en la cantera. Llegó, pero no se asentó. Es que no es fácil. Yo he tenido suerte y cuando pienso en él, más convencido estoy de eso. Ahora juega en el Castellón y se ha ganado la vida con esto, pero por nivel tendría que estar aquí. Pero el fútbol no es tan fácil". (Xavi Hernández en El País el 12/12/2008). En el mismo periódico, un diálogo entre Iniesta y el propio Xavi a finales de 2006 también saca el mismo nombre a relucir. Xavi le recordaba a Andrés que cuando él llego al club todo el mundo hablaba de Mario, a lo que Iniesta le da la razón tajantemente: "Era buenísimo".
Ni Jofre, ni De la Peña ni Xavi, ni Gabri (ese dicen que era el orden de mejor a peor de aquella hornada).. Mario Rosas era la joya de la corona de la cantera azulgrana en aquella época. El mejor jugador de la pasada Eurocopa parecía el último de los cuatro grandes talentos de aquella quinta (nacidos en 1979 ó 1980). El tiempo, la suerte, ellos mismos y diversas circunstancias han invertido el orden de aquella lista. Es la grandeza y al mismo tiempo la miseria del fútbol.
Mario Rosas, el 'elegido', debutó con el primer equipo, fue convocado para tres partidos de la Champions gracias a sus 12 tantos con el filial en las dos campañas siguientes a la de su explósión con el Barça B. Sin embargo, tuvo que hacer las maletas en el verano de 2000, algo que se fue repitiendo anualmente tras pasar por el Alavés en dos ocasiones (al ser apartado, se entrenó con el Palamós y realizó una pretemporada en el Metrostars de Nueva York), el Salamanca, el Cádiz y el Girona (en Segunda B) hasta que llegó al Castellón en julio de 2005, único club donde se asentó.
En la entidad de Castalia apenas tuvo 160 minutos en la primera campaña. Pero algo cambió al siguiente año. Cada vez tuvo mayor presencia en la organización del juego blanquinegro, retrasó su posición, lo que le obligó a implicarse más en facetas defensivas o a adquirir más responsabilidades. Además, ganó en resistencia física, pasando a ser uno de los fijos del Castellón, madurando dentro y fuera del terreno de juego. Él mismo reflexionaba en enero de 2007 de este modo: "Quizás cuando era más joven tienes deseos de sacar el mejor pase sin pensarlo y me jugaba todos los balones. Ahora ya sabes que en determinadas zonas del campo hay cosas que no puedes hacer".
El pasado verano lo pretendió el Aris griego, estas Navidades el Espanyol. Él quiere ser el futbolista de antes, ese al que aún hoy recuerda con admiración Xavi, para hacer algo grande. Le da rabia ser el único de su generación que no está en Primera. Quiere subir con el Castellón. Todavía no es tarde para reencontrarse a sí mismo, para culminar el bonito reto de demostrarle a la mayoría porque el entorno de La Masía lo encumbró a los altares.