19 enero 2009

Diario de un sportinguista en el 'exilio': Recreativo-Sporting

No me extraña que el Sporting nunca empate. Tiene dos versiones y nunca se dan ambas en el mismo partido. La cara es esa en la que juega muy bien, tiene muchísimas ocasiones, perdona unas cuantas y al conceder algún regalo gana pero sufriendo más de la cuenta. Y la cruz, la de ayer, consiste en un equipo nulo en ataque, que apenas llega al área rival, que no reacciona en ningún momento y que como siempre regala algo al rival, pues acaba perdiendo. La diferencia de goles depende del nivel del contrario y de la cantidad de concesiones.
Ayer, al Recreativo le bastó no hacer nada del otro mundo para ganar 2-0. El primero fue un autogol de Jorge (que se produjera tan pronto fue para mí la clave), el segundo llegó de un pase desde Gibraltar (lejanísimo vaya) que sorprende (no entiendo cómo) a Gerard y que con un medio mal control-medio remate flojísimo de Adrián (ese que no servía ni para el Marino de mi pueblo) entra mansamente por el centro de la portería porque Sergio no sé adónde había ido.
Como suponéis, estoy bastante cabreado. Por la imagen de ayer, por la dinámica en la que se ha entrado como visitantes (cuatro derrotas consecutivas con mal juego), porque el de ayer es un rival directo, y porque esos puntos eran importantes antes de que regrese el Tourmalet del calendario. Y para colmo, ahora dos visitas: el jueves en la Copa en nuestro infierno de San Mamés (¿verán mis ojos algún resultado positivo en ese campo?) y el domingo ante un Getafe que según he escuchado suma cuatro derrotas consecutivas. Espero que el torneo copero no pase factura ni física ni mentalmente (ayer no creo que influyera aunque sería menos preocupante pensar que los jugadores estaban pensando en los cuartos en lugar de achacarlo a su incapacidad).
El Sporting necesita retomar la intensidad: si los once no salen al 120%, el equipo no es nada. Algunos jugadores necesitan un toque de atención, porque se pueden cometer errores, pero no la aparente apatía que invade ocasionalmente a unos. Y no estaría mal algo de capacidad de reacción (cambiar de la cruz a la cara) en un mismo partido. Es aburrido y negativo saber en el minuto 20 lo que pasará en los 70 restantes. Me detengo aquí, he escrito y me he desahogado más de lo que pretendía.
-Recreativo de Huelva: Riesgo; Morris, Iago Bouzón, Arzo, Casado; Barber; Sisi (Akalé, m.69), Javi Fuego (Sebastián Nayar, m.82), Camuñas, Aitor y Adrián Colunga (Marco Ruben, m.84).
-Sporting de Gijón: Sergio Sánchez; Cámara, Gerard, Jorge, Canella; Michel, Diego Camacho (Lora, m.46); L. Morán (Omar, m.46), Carmelo, Maldonado y Mate Bilic (David Barral, m.57).
-Goles: 0-1: M.6: Jorge (pp); 0-2: M.55: Adrián Colunga.

5 comentarios:

Little dijo...

La clave es asegurar en casa. Sólo con eso el Sporting se salva y el año que viene ya se tendrá que replantear qué aspiraciones se tienen.

Chus dijo...

Es que el Recre ya había marcado el 1-0 y el Sporting todavía se estaba bajando del autobús. A ver si se puede pasar página rápido con la Copa.

Saludos

Enric Adell dijo...

hola,
el recre se está haciendo muy fuerte en su campo.
Bueno ganar y perder a medias es un buen resultado. porque al final de campaña estaias en la parte alta de la tabla.
Lo importante es que el Gijón gane en el MOlinon.
Surte en la copa.
saludos des de Fútbol Mundial

victor dijo...

Comparto tu opinión desde la primera palabra hasta la última.

Pablo G. dijo...

@Little
Parece que en casa se va mejorando pero yo lo que pido es dar la cara aunque se pierda, pero no ofrecer esta imagen. Saludos

@Chus
En la Copa debe cambiarse la imagen, pero prefiero sacar los 3 puntos en Getafe. Saludos

@Enric Adell
El Recre está en buena racha pero el otro día no hizo un partido brillante ni mucho menos. Por eso da más rabia. Saludos

@victor
Veo que no soy el único en pensar de este modo. Saludos