25 octubre 2009

Diario de un sportinguista en el 'exilio': Sporting-Real Madrid

Se perdió una oportunidad propicia para ganar al Real Madrid. Primero, por las bajas que tenía; segundo, porque su juego es espeso y ayer se le unió la ausencia de pegada (hacía 98 partidos que no empataba 0-0 y es el primer encuentro del proyecto galáctico actual en el que no marca); y tercero, porque Pellegrini nos lo puso un poco más fácil (dejó a Guti una hora en el banquillo, exilió a Granero a la línea de cal y situó a Kaká casi de 9 jugando de espaldas a la puerta rival).

Tengo la sensación, por todo esto, de que si no se ganó a los merengues ahora, no se les ganará nunca. No obstante, con o sin bajas y debates sobre el juego blanco aparte, el punto conseguido por el Sporting es de un mérito enorme (únicamente hay que comparar la inversión en fichajes o presupuestos). Además, durante 60 minutos el conjunto gijonés fue superior y confirmó una vez más que esta campaña es mucho más equipo que la pasada.

La defensa -ayer Juan Pablo, con dos paradones, incluido- rozó la perfección, tirando de oficio en el tramo final con el arreón madridista. Por otro lado, Rivera y Michel hacen una dupla en el centro del campo que permite jugar de igual a igual casi ante cualquiera. Y la línea de mediapuntas da sensación de poder inventar algo en cualquier momento, aunque ayer desaparecieron en la segunda mitad.

Se sigue sumando. Pero lo que es más importante es que el equipo ofrece un imagen para pensar que la permanencia debe lograrse de forma más cómoda que en la campaña anterior. Estoy contento pero no me quito de encima la sensación de que a este Real Madrid se le habría ganado sin el respeto excesivo que apareció en la segunda parte.

-Sporting: Juan Pablo, Lora, Botía, Gregory, Canella, Michel, Rivera, Luis Morán (Iván Hernández m 80), De las Cuevas (Carmelo m 74), Diego Castro y Barral (Bilic m 62).

-Real Madrid: Casillas, Sergio Ramos, Pepe, Garay (Albiol m 65), Marcelo, Diarra, Xabi Alonso (Van de Vaart m 76), Drenthe (Guti m 57), Kaká, Granero y Raúl.

4 comentarios:

Juan Al dijo...

No me resisto a poner aquí lo que un forofo soltó en antena ayer en radio marca cuando Albiol entró... 'el chori es una especie Cristiano Ronaldo de la defensa' jojojojo pero que malo es beber tanto

Chus dijo...

Los primeros 20 minutos del equipo fueron increíbles, pensé que los tres puntos se quedarían en Gijón. En la segunda parte hubo un bajón físico, de todos modos el equipo estuvo bien colocado y salvo al final no se pasaron muchos apuros.

Saludos

Nacho S. dijo...

Si no fuera por saber de donde viene el Sporting en el medio y corto plazo el partido del sábado nos dejaría un sabor agrio.

Un madrid con muchas bajas era otro tiempo atrás ciertamente asequible, y a mi me quedó la sensación de que nuestros jugadores ofensivos no tenían ese plus de velocidad para encarar y llevar a sus rivales.

Solo De las Cuevas lo demostró la vez que rompió a marcelo y paró casillas. El resto desaparecidos.

Sin embargo defensivamente el equipo estuvo enorme.

Por eso, tal vez, en el pasado o en el futuro, un Madrid así, era o será asequible.

Un saludo, y espero que se entienda esta reflexión, que no crítica.

http://elempaque.blogspot.com

Pablo G. dijo...

@Juan Al
No entiendo la similitud que quería hacer. Saludos

@Chus
Sobró 'miedo' y faltó más frescura ofensiva, especialmente en la segunda mitad. Pero el inicio fue esperanzador, sí. Saludos

@Nacho S.
Coincido plenamente contigo. Saludos